1. home
  2. /Divulgación

Mujeres en la historia: María Pita... ‘¡Quién tenga honra que me siga!’

La humilde carnicera gallega fue una de las heroínas de la defensa de La Coruña ante el ataque inglés en 1589

3 Minutos de lectura
Grabado de María Pita combatiendo contra los ingleses

Grabado de María Pita combatiendo contra los ingleses

© GTres

María Mayor Fernández de la Cámara y Pita, (María Pita), fue una de esas mujeres del pueblo llano que jugó un papel fundamental en una de las mayores derrotas inglesas de su historia enmarcada en la guerra angloespañola de 1585-1604 y que acabó con el triunfo de la monarquía hispánica. Me estoy refiriendo a uno de los episodios o batallas de aquella larga contienda, cuando la “Contraarmada inglesa” puso proa en la primavera de 1589 hacia la península para destruir los puertos principales donde se habían refugiado los buques que habían regresado de la fatídica expedición enviada por Felipe II el año anterior. Sí, la mal llamada ”Armada invencible”.

Con más de 150 barcos y numerosas tropas de desembarco, atacaron La Coruña y fracasaron en la toma de la ciudad por la bravura del pueblo coruñés con María Pita como heroína destacada.

España es un país singular, sin duda alguna. Y en lo referente a su gran historia no podía ser de otra manera, en este caso por desgracia. Todos hemos oído hablar y en la escuela nos contaban sobre aquél fracaso de la invasión de Inglaterra de 1588, la gran flota enviada al efecto y la famosa frase pronunciada por el monarca español cuando tuvo noticias del triste desenlace de aquella armada por las tormentas, vientos y naufragios sufridos por buen número de sus navíos: “No mandé mis barcos a luchar contra los elementos”.

Imagen de la estatua de María Pita en la plaza coruñesa que lleva su nombre
La estatua de María Pita en la plaza coruñesa que lleva su nombre©Daniel Arveras

Del contraataque del año siguiente perpetrado por una flota inglesa aún mayor que la nuestra al mando del ínclito corsario convertido en sir, Francis Drake, y la brava defensa y victoria española, ni una palabra... al menos, un servidor no lo recuerda.

Hoy ya para que les cuento, prefiero ni asomarme a los libros o textos que nuestros escolares deben seguir en cuanto a la Historia de España se refiere. Tal vez, en ello confío, la magnífica estatua de María Pita que preside la plaza que lleva su nombre en La Coruña sirva, además de como justo homenaje y ornato público, para que los maestros recuerden a las nuevas generaciones su gesta y el triunfo español en aquél conflicto.

María Pita fue un personaje real en el que se mezcla, como en tantas ocasiones, su incompleta biografía con toques o detalles legendarios. Sabemos que nació en la década de 1560 en la parroquia de Cambre (La Coruña) y que sus padres eran humildes tenderos. De joven se casó con un carnicero y ejerció ese oficio junto a su marido, quien murió pronto dejándola viuda y con una hija. Pita se unió de nuevo en matrimonio con Gregorio de Rocamonde, otro carnicero de La Coruña y cuya muerte a manos de los ingleses desató la ira y la bravura de esta mujer en el episodio por el que es mayormente recordada.

El pueblo coruñés participó muy activamente en la defensa de las murallas de la ciudad, pues sabía que si caían, sus casas, haciendas e incluso vidas correrían un grave peligro ante el saqueo que seguro se produciría por parte de aquellos herejes. Ahí estaban zapateros, pescaderos, taberneros, artesanos,... sin apenas armas pero con la férrea voluntad de defender su ciudad, y también muchas mujeres, quienes también arrimaban el hombro con valentía trayendo agua, municiones, socorriendo a los heridos y plantando cara al invasor en los momentos más críticos.

imagen es del cómic "María Pita" publicado recientemente por Cascaborra Ediciones
Imagen del cómic “María Pita” publicado recientemente por Cascaborra Ediciones©Cascaborra Ediciones

Es en uno de esos instantes de feroz refriega, defendiendo la dañada muralla, cuando María Pita acaba con la vida de un alférez inglés que trepaba al frente de sus hombres, dando con su acción un mayor aliento al resto de defensores que estaban a punto de sucumbir ante el avance enemigo. El cómo le mató y otros detalles escapan de un conocimiento preciso pero sí que ocurrió, ya que incluso obtuvo posteriormente una pensión por parte del rey ante su valor en aquellos días de mayo de 1589.

Tras sufrir numerosas bajas ante la numantina resistencia española, la flota al mando de Drake levó anclas y se dirigió hacia el puerto de Lisboa, donde también fracasó estrepitosamente. Los ingleses borran sus derrotas o apenas las recuerdan, mientras nosotros nos regodeamos en las nuestras y echamos al olvido nuestros numerosos triunfos conseguidos gracias al arrojo de hombres y mujeres de toda clase y condición, como el caso de María Pita.

Javier Santamarta, quien tanto y bien ha escrito sobre las mujeres de nuestra historia, es el autor del prólogo de un cómic magníficamente ilustrado que sobre la heroína gallega ha publicado recientemente Cascaborra Ediciones. Una buena manera para que los jóvenes y no tan jóvenes se acerquen a la figura de María Pita y conozcan aquellos hechos.

Me quedo con la última frase de dicho texto...