1. home
  2. /Divulgación

Natural vs adquirida: ¿qué inmunidad tiene menos riesgos para la salud?

La mayor parte de la población necesita la ayuda de una vacuna para protegerse del coronavirus

2 Minutos de lectura

25 de Septiembre 2020 / 11:06 CEST

CHINA-HEALTH-VIRUS

Las vacunas se administran para desarrollar una protección específica contra un patógeno

© GettyImages

Uno de los frentes abiertos en la lucha contra el coronavirus es la búsqueda de una vacuna y para ello son múltiples las investigaciones que están en marcha. El objetivo es adquirir la codiciada inmunidad para proteger a la población, aunque una parte de la misma haya creado su propia protección contra la enfermedad. ¿Qué es mejor: la inmunidad natural o la adquirida?

Tal y como explica la Asociación Española de Vacunología (AEV), las vacunas son productos biológicos formados por microorganismos inactivados, vivos atenuados o derivados. Éstos se administran al organismo para desarrollar una protección específica contra un patógeno. Esta combinación recrea la enfermedad sin llegar a producir la infección para conseguir estimular al sistema inmunológico y que éste desarrolle defensas. Serán ellas las que actuarán cuando se entre en contacto con el microorganismo que produce la infección y la enfermedad.

Russian COVID-19 vaccine candidate âSputnik Vâ
La vacuna se sigue evaluando para buscar posibles efectos adversos©GettyImages

Adquirir inmunidad

Como estamos comprobando con el paso de las semanas, detrás de una vacuna hay diferentes ensayos clínicos divididos en varias fases y es normal que se dilaten en el tiempo. Una vez diseñado el antídoto final, según apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS), seguirá siendo evaluado por los expertos para buscar indicios de posibles efectos adversos.

Esta es la teoría que aplicada a la práctica convierte a la vacunación es la herramienta más eficaz para prevenir enfermedades infecciosas que pueden causar graves problemas de salud; no en vano es una de las fórmulas con las que más vidas se salvan ya que con ella se consigue la inmunidad adquirida.

Coronavirus Vaccine Research in Laboratory
La Organización Mundial de la Salud apunta que la inmunidad natural supone un alto riesgo©GettyImages

¿Qué dice la OMS?

¿Es mejor o peor que la natural? Según la OMS la procedente de las vacunas tiene menos riesgos para la salud ya que no causa la enfermedad ni pone a la persona inmunizada en riesgo de sufrir las posibles complicaciones de la misma.

Al mismo tiempo, la Organización Mundial de la Salud subraya que la natural supone un alto riesgo por una razón. Algunas complicaciones derivadas de aquellas infecciones que se pueden prevenir con la vacunación pueden causar, incluso, la muerte: ‘Puede provocar una disfunción cognitiva en la infección por Haemophilus influenzae de tipo b, defectos congénitos en la rubéola, cáncer hepático en la hepatitis B o muerte por complicaciones en el sarampión’.