¿Por qué Jeff Bezos se ha gastado 35 millones de euros en un reloj que está en una montaña remota?

No se trata de un capricho del CEO de Amazon ya detrás de esta inversión hay toda una labor de investigación

2 Minutos de lectura

19 de Agosto 2020 / 12:56 CEST

US-SPACE-AWARD-BEZOS

El proyecto del Reloj Long Now se reactivó en 2018 gracias a la inversión del CEO de Amazon

© GettyImages

A veces los multimillonarios tienen caprichos que pueden resultar llamativos, pero en este caso la última inversión de Jeff Bezos tiene poco de antojo y mucho de científica. El CEO de Amazon  ha invertido 35 millones en la construcción de un reloj que está ubicado en una remota montaña de Texas, mide 150 metros y está diseñado para que dure 10.000 años. ¿Por qué y para qué?

El ‘Long Now’ es también conocido como ‘El reloj de los 10.000 años’. Se trata de un proyecto con el que tienen pensado medir el tiempo durante el citado periodo y para ello el mecanismo está dividido en milenios en lugar de horas, usa los siglos a modo de minutero y los años como segundero.

  

Todo empezó en 1989 de la mano de Danny Hillis, profesor del Massachussetts Institute of Technology (MIT). Ideó el proyecto, pero tuvo que esperar varias décadas para hacerlo realidad. En 2005 apareció Jeff Bezos en su vida y ambos empezaron a charlar sobre ‘El reloj de los 10.000 años’: trece años después el CEO de Amazon ponía sobre la mesa la inversión necesaria para poner en marcha el ‘Long Now’.

Sus particulares características

La construcción se está llevando a cabo en el interior de una montaña vacía de piedra caliza situada en la cordillera de Sierra Diablo (Texas). Es un lugar remoto de acceso difícil para evitar los efectos de la acción humana: se accede a través de un túnel de 1.500 metros de altitud, que lleva a la parte más alta del desierto. La localización es clave porque almacenará algo que debe estar en buen estado durante cien siglos.

Amazon Novelty Event
Jeff Bezos ha publicado en sus redes imágenes de la construcción del reloj y cuando esté acabado, abrirá al público©GettyImages

El reloj está hecho de materiales resistentes y estables como el titanio, la cerámica y el acero inoxidable. Su sistema de engranajes se basa en los mecanismos de la Cruz de Malta, que hacen que el tiempo sea más preciso que con los convencionales. Una característica fundamental porque se calculan diferentes tipos de tiempo.

Para todos los públicos

El ‘Long Now’ está programado para sonar una vez al año. Y no sólo eso. Sus manecillas girarán por completo una vez cada siglo y su cuco saldrá cada milenio. En estos 10.000 años, además, sus campanas generarán una secuencia distinta cada día. No obstante, todavía no hay una fecha prevista para terminar esta obra. Cuando lo hagan, lo abrirán al público… aunque lo cierto es que llegar hasta él no será fácil: el aeropuerto más cercano está a varias horas en coche y no hay que olvidar los 1.500 metros de altura en medio del desierto.