Eunice Foote: la científica que intentó advertir al mundo sobre el cambio climático en 1856

Fue la primera en teorizar acerca de las consecuencias del efecto invernadero con ayuda de experimentos caseros, pero aun así su labor está poco reconocida

2 Minutos de lectura

03 de Agosto 2020 / 12:09 CEST

Ficción sobre el cambio climático. Vista de la ciudad de Bocairent, ciudad de origen medieval, situada en la Comunidad Valenciana (Valencia, España)

Eunice Newton Foote fue la primera en teorizar sobre el cambio climático, en 1856

© GettyImages

Una de las grandes preocupaciones de la humanidad, desde hace ya varias décadas, es el cambio climático, un tema que para la ciencia es de suma importancia debido a los efectos devastadores que ha estado provocando: inundaciones, tormentas y olas de calor (casi) imposibles de tolerar. De esos desastres naturales es de lo que Eunice Newton Foote intentó advertir en 1856, una época en la que a las mujeres ni siquiera se les permitía exponer sus ideas científicas.

Foote, basada en experimentos caseros y en un trabajo excepcional, descubrió el efecto invernadero, que es el fenómeno por el que la energía que llega a la Tierra procedente del sol no vuelve (como debería ser) al espacio a causa de la barrera que producen y que dañan la capa de ozono, encargada de protegernos de la radiación solar. Dicho fenómeno ha provocado también el aumento de las temperaturas y el deshielo de los polos, de ahí la importancia del descubrimiento de Eunice Foote.

Durante la octava reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (organización internacional sin fines de lucro que expone descubrimientos científicos), Foote había preparado un gran trabajo que demostraba, basada en ingeniosos experimentos realizados en el laboratorio que había construido en su casa, cuáles eran los efectos del sol sobre algunos gases. Su texto se anticipaba a las consecuencias del cambio climático.

Una columna en el ‘American Journal of Science and Arts’ describió en 1856 los experimentos de temperatura de Eunice Newton Foote
Los experimentos de Eunice Newton Foote con gases descubrieron que el dióxido de carbono causaba el mayor efecto de calentamiento©Wikimedia Commons

En su experimento, la científica, con 37 años, había utilizado cuatro termómetros, dos cilindros de vidrio y una bomba de vacío para mantener aislados los gases de la atmósfera y exponerlos ante los rayos solares. Fue así como comprobó que el dióxido de carbono y el vapor del agua absorbían calor, el suficiente como para causar efectos en el clima.

El descubrimiento de la brillante científica se dio tres años antes de que al irlandés John Tyndall se le considerara, equivocadamente, como el descubridor del efecto invernadero. Los experimentos de Tyndall eran más complejos, pero sus conclusiones eran prácticamente las mismas a las que llegó Foote.

La ciencia a mediados del siglo XIX era un campo de hombres, lo que provocó que a Eunice no se le reconociera como era debido y que no haya pasado a la historia por su aportación. Aun así recibió la ovación de la revista Scientific American, del American Jounal of Science and Arts y del Annual of Scientific Discovery, pero no era suficiente, mucho menos para la joven científica, que había estado participando activamente en defender los derechos de las mujeres de aquella época.

Eunice Newton Foote murió en 1888 y la comprobación de su teoría la está viviendo el mundo 164 años después de su aportación, con los efectos del cambio climático que a día de hoy pronostican falta de agua potable, carencia en la producción de alimentos y un mayor número de desastres naturales, como inundaciones, tormentas y olas de calor.