¿Tu vehículo tiene unos cuantos años? La OCU te da las claves para elegir la mejor póliza de seguros y evitar gastos extra

La responsabilidad civil complementaria de la obligatoria, la asistencia en viajes y la protección jurídica son los requisitos que no pueden faltar en una póliza para cualquier vehículo de más de 5 años

3 Minutos de lectura

31 de Julio 2020 / 18:02 CEST

Seguros de coche

La organización dispone de un comparador entre varias aseguradores que permite ordenar los resultados en función de la calidad que concede OCU a cada póliza y el precio de la prima

© GettyImages

Elegir un buen seguro para tu coche es algo muy importante. Disponer de unas prestaciones y garantías es fundamental para la tranquilidad del conductor. Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realiza de manera periódica estudios sobre las mejores opciones a la hora de contratar un seguro para tu coche. Y lo hace teniendo en cuenta la edad del vehículo, como demuestran en su último estudio, en el que tomaron como referencia un coche de 4 años y otro de 14 años de antigüedad.

¿Un seguro a todo riesgo?

La primera opción, o al menos la más anunciada, son los seguros a todo riesgo, pero ¿son recomendables para todo tipo de vehículos? La OCU considera a priori que los seguros a todo riesgo no suelen ser interesantes para coches antiguos, de más de 5 años, ya que la prima es alta y la indemnización máxima se reduce mucho según avanza la antigüedad, salvo que por las bonificaciones la prima se asemeje a un seguro a terceros o terceros ampliado.

Sin embargo, sin seguro a todo riesgo, la protección jurídica tiene mayor importancia, ya que, cuando en el accidente hay otro responsable, es la compañía propia la que repara el coche de su cliente (por los convenios entre aseguradoras) y podría darse el caso de que necesitara un abogado independiente para pleitear contra su propia aseguradora. Algunas compañías ofrecen un importe muy bajo para ello (solo 600 euros en Fiatc, Génesis, Liberty, Mapfre, MMT, Mutua Madrileña, Regal y Zurich).

Al margen de la garantía de protección jurídica, las coberturas más importantes en las que según OCU debemos fijarnos a la hora de contratar un seguro para nuestro vehículo antiguo son, la responsabilidad civil voluntaria y la asistencia en viajes.

Responsabilidad civil obligatoria

La Organización considera que la responsabilidad civil obligatoria como única cobertura solo sería aceptable para vehículos con muchos años, con poco uso y desplazamientos muy cortos. Las compañías no la comercializan suelta y aunque así fuera, económicamente no suele compensar. Para contratarla, OCU indica que hay que acudir al Consorcio de Compensación de Seguros con una carta de dos aseguradoras indicando que no quieren asegurarlo.

Seguro del coche
Un seguro a todo riesgo no es el más recomendado para los vehículos que superen los 5 años©GettyImages

Responsabilidad civil voluntaria

Por lo que respecta a la responsabilidad civil voluntaria, la Organización aconseja su contratación, ya que la cobertura se amplía hasta en 50 millones de euros adicionales en caso de una indemnización que excediera los límites de la responsabilidad civil obligatoria (70 millones de euros para daños personales y 15 millones de euros para daños materiales), pero también porque en algunas aseguradoras cubren la responsabilidad en otras circunstancias adicionales a las de la obligatoria, por ejemplo y dependiendo de cada póliza, si un hijo menor de edad del propietario conduce sin permiso el coche asegurado; da cobertura al remolque (hasta un determinado peso, normalmente 750 kg); a las cosas transportadas incluso durante la carga y descarga; por la responsabilidad civil derivada de un incendio del coche asegurado que no sea considerado como hecho de la circulación (en ese caso estaría cubierto por la obligatoria), si el conductor utiliza vehículos a motor de movilidad personal VMP (patinete eléctrico, monopatín...) u otros sin motor como bicicletas, etc.

Asistencia en viaje

Otra garantía interesante, sobre todo en vehículos con muchos años, es la asistencia en viaje. Se incluye por defecto en casi todas las pólizas (no en la del Consorcio) y, en ocasiones, se suele dar la opción de contratarla con mayores prestaciones.

Si bien, la organización aconseja que nos informemos previamente si la asistencia es sólo al automóvil (reparación in situ, rescate, remolcaje, custodia…) o también a los ocupantes (traslado al origen o destino, alojamiento mientras se hace la reparación, asistencia sanitaria, etc.) y a partir de qué distancia desde el domicilio. Así como los medios que ponen a nuestra disposición para continuar el viaje (transporte alternativo, hotel), si nos atienden en el extranjero y en qué países. Y si incluye un vehículo de sustitución.

Seguro de conductor o de ocupantes

Un último consejo de OCU, versa sobre el seguro de conductor o de ocupantes. Este seguro, que también suele incluirse por defecto en las pólizas, indemniza por lesiones, incapacidad o fallecimiento en caso de accidente con el coche asegurado. Por eso, la Organización de Consumidores y Usuarios propone, cuando sea posible, sustituirlo por un seguro de vida que dé cobertura sea cual sea la causa del fallecimiento o la invalidez permanente. En cuanto a los gastos de asistencia sanitaria, este seguro de accidentes se haría cargo de ellos hasta un límite, algo de lo que, con la garantía del seguro obligatorio, solo quedaría excluido el conductor responsable y si además quiere ir a centros privados. Si no, tendrá su cobertura habitual en la sanidad pública.