Walt Disney: los retos del soñador y perfeccionista creador del ratón más famoso del mundo que lo convirtieron en leyenda

Siempre dedicado a los dibujos y con malas notas en el colegio, el pequeño Walt, con nueve años, ya repartía periódicos y ayudaba económicamente en casa

2 Minutos de lectura

03 de Julio 2020 / 18:43 CEST

A día de hoy, Walt Disney sigue siendo considerado como el gran ilustrador de la fantasía infantil

© GettyImages

Son muchos los mitos y leyendas que se cuentan del creador de Mickey Mouse, sin embargo hay hechos que han ido siendo desmentidos con el paso de los años, como aquel rumor que decía que Disney había sido criogenizado para que la ciencia estudiara la enfermedad de la que falleció (cáncer de pulmón) y cuando los avances científicos fueran suficientes, lo pudieran revivir. Es falso. Lo que sí es verdad y ha sido corroborado por sus biógrafos es que Walter Elias Disney nunca fue bueno en el colegio debido a una recurrente distracción: dibujar.

Con siete años ya dibujaba bocetos que vendía a sus vecinos y con nueve, ayudaba a su padre en su trabajo como repartidor de periódicos, situación que, además del dibujo, también terminó afectando su rendimiento escolar. Más tarde, con 16 años, Disney ya se había enlistado en el ejército durante la Primera Guerra Mundial, sin embargo nunca estuvo en combate, puesto que su trabajo era como conductor de ambulancia para la Cruz Roja en Francia, labor tan estresante que lo hizo comenzar a fumar, hábito que terminó por llevarlo a la muerte.

Disney y su sueño de convertirse en artista

Después de trabajar dos años para una agencia de comerciales de Kansas City (Estados Unidos), el joven Walt se sintió preparado y con los conocimientos suficientes para emprender y, en 1922 fundó Laugh-O-Gram Films, empresa con la que hizo algunos cortometrajes animados. El proyecto solo duró un año y en 1923 se mudó a California (Estados Unidos) y junto a su hermano Roy, fundó Disney Brothers Studios y comenzó a dedicarse a crear personajes, escribir guiones y dirigir películas, su gran pasión y anhelo de toda la vida.

En julio de 1925 se casó, disolvió la sociedad con su hermano y cambió sus estudios de ubicación y de nombre, ahora eran simplemente Walt Disney Studios. Luego de todos esos cambios vino la inspiración para crear a su personaje más emblemático: Mortimer, que después y gracias a una sugerencia de su mujer, bautizó como Mickey. Mickey Mouse fue presentado en el cortometraje mudo ‘Plane Crazy’ el 15 de mayo de 1928. Más tarde, cuando sus proyectos fílmicos comenzaron a ser sonoros, fue el mismo Walt Disney quien doblaría la voz del entrañable ratón, de 1928 a 1947.

Walt Disney
Antes de Mickey Mouse, Walt Disney había creado al Conejo Oswald, personaje del que perdió los derechos. Ese hecho lo hizo nunca más volver a confiar en intermediarios cuando sus dibujos estuvieran de por medio©GettyImages

El crédito sin intereses que lo hizo despegar

El multimillonario Howard Hughes, que estaba interesado en invertir en el sector cinematográfico, le otorgó a Walt Disney un préstamo libre de intereses por 1 millón de dólares (890.000 euros). Con esa cantidad de dinero, Disney comenzó la construcción del entonces sencillo parque de atracciones, que en ese momento estaba pensado solo para sus empleados y sus familias. Más tarde el parque se convirtió en Disneylandia, a día de hoy uno de los parques más famosos y visitados del mundo, ubicado en Anaheim (California, Estados Unidos). También se pusieron en marcha nuevos proyectos, entre los que estuvieron ‘Cenicienta’, ‘Alicia en el país de las Maravillas’ y ‘Peter Pan’.

En 1932 ganó su primer Oscar por el cortometraje ‘Árboles y flores’ y de ahí siguió acumulando estatuillas hasta llegar a 26, convirtiéndose así en el hombre con más premios de la Academia a día de hoy. Finalmente y debido a más de 50 años como fumador, tuvo un paro cardiorrespiratorio con 66 años de edad, el 15 de diciembre de 1966, antes de poder llegar a ver terminado Walt Disney World, su parque temático de Orlando (Florida, Estados Unidos).