home/DIVULGACIÓN

Así es Sabrina González, la Einstein ‘millennial’ a la que quiere fichar la NASA

Tras construir un avión con tan solo 13 años, ahora sueña con fabricar la nave espacial que lleve a los humanos a Marte

2 Minutos de lectura

25 de Junio 2020 / 20:04 CEST

Sabrina Gonzalez Pasterski, física de 27 años, es considerada la nueva Albert Einstein

© GettyImages

Construyó un avión a los 13 años y obtuvo la licencia para pilotarlo con 14. Sabrina González Paterski, estadounidense de origen cubano que ahora tiene 27 años, es considerada la nueva Einstein y hace tiempo que la NASA y la compañía aeroespacial Blue Origin, de Jeff Bezos, han puesto toda su atención sobre ella. Su extraordinaria inteligencia fue bien encauzada gracias a sus padres, Mark y María, que tomaron una importante decisión cuando Sabrina era aún muy pequeña.

Pronto se dieron cuenta de que su hija no era como los demás niños, por lo que acudieron al Centro Regional Edison para personas con altas capacidades de la ciudad de Chicago (Estados Unidos), donde residían. Allí se desarrolló de acuerdo a su intelecto y desarrolló avances impresionantes.

Allí fue también donde Bezzos supo de sus primeros logros. Fue él quien la alentó a continuar su formación en el prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y le ofreció trabajar para él cuando ella lo deseara. En el MIT consiguió lo que ningún otro estudiante había logrado antes: acceder al programa ‘January Operational Internship’ de la NASA. Desde entonces también se le abrieron las puertas en la Agencia aeroespacial estadounidense. De momento, tanto Bezzos como la NASA la siguen esperando.

Sabrina González Paterski
Sabrina sueña con construir una nave espacial para llevar a la Humanidad a Marte©Wikimedia Commons

Tras estudiar Física de partículas en la Universidad de Harvard, a su corta edad ya es profesora en la de Princeton e investiga los mismos temas en los que trabajaron Albert Einstein y Stephen Hawking: los agujeros negros y la relación espacio-tiempo, entre otros. Gracias a su sorprendente trayectoria, ya cuenta hasta con su propia página en Wikipedia.

Centrada completamente en su gran pasión, la física, no tiene redes sociales, tan solo un blog que va actualizando con sus investigaciones y al que ha bautizado como ‘PhysicsGirl’. El nombre hace honor a su preocupación por el acceso a las niñas a la educación científica y técnica, cuestión en la que se ha volcado tanto que le han supuesto varios premios internacionales (que se suman a la larga lista de reconocimientos académicos.)

Su padre, ingeniero y abogado, siempre la alentó a perseguir sus sueños y Sabrina siempre ha seguido esa premisa a rajatabla. Lo primero que soñó fue construir un avión y pilotarlo y, como ya se ha dicho, lo logró siendo tan solo una adolescente. Ahora sueña con construir una nave espacial que lleve a los humanos a Marte. ¿Será ella quien haga posible este gran hito de la Humanidad?