Encuentran un cofre del tesoro valorado en 2 millones de euros escondido durante una década en Las Montañas Rocosas

El codiciado botín lleno de oro, rubíes, esmeraldas y diamantes fue enterrado por el coleccionista de arte Forrest Fenn

2 Minutos de lectura

09 de Junio 2020 / 12:13 CEST

Tesoro de Forrest Fenn

En la búsqueda del tesoro han participado a lo largo de esta década más de 35.000 personas

© dalneitzel.com

Cinco personas se dejaron la vida en el camino y otras miles han buscado desde hace más de una década el preciado tesoro que el coleccionista de arte Forrest Fenn, ocultó en las Montañas Rocosas en el año 2010. Sin embargo, hace tan solo unos días ésta búsqueda llegaba a su fin y un aventurero, quien ha preferido continuar en el anonimato, se ha hecho con este preciado cofre, en cuyo interior se ocultan monedas de oro, diamantes, esmeraldas y otras piedras preciosas valoradas en casi 2 millones de euros.

Forrest Fenn
El coleccionista de arte Forrest Fenn, quien en 2010 escondió el deseado tesoro ©dalneitzel.com

Las pistas que conducían a la ubicación del tesoro estaban incluidas en un poema de 24 líneas publicado en la autobiografía de 2010 de Fenn, The Thrill of the Chase. Al coleccionista se le ocurrió esta excéntrica y divertida idea después de que le diagnosticaran cáncer de riñón en 1988 dándole tan solo un 20% de esperanza de vida. Su objetivo era sacar a la gente de sus casas y que se acercara a la naturaleza, y lo consiguió pues se calcula que cerca de 35.000 personas han participado a lo largo de estos diez años en la búsqueda.

“Estaba bajo un dosel de estrellas en la exuberante vegetación boscosa de las Montañas Rocosas y no se había movido del lugar donde lo escondí hace más de 10 años”, ha relatado Fenn tras enterarse de que su tesoro había sido descubierto. “No conozco a la persona que lo encontró, pero el poema de mi libro lo llevó al lugar preciso” ha añadido el coleccionista.

Forrest Fenn
Poema del tesoro de Forrest Fenn en el que se daban pistas para encontrar el cofre©dalneitzel.com

La búsqueda se convirtió para muchos en un pasatiempo y había personas que lo habían intentado tantas veces que ya formaba parte de su rutina. Otros incluso llegaron a renunciar a sus trabajos para dedicarse a la búsqueda y otros agotaron los ahorros de toda la vida. Tal y como ha confesado el gran protagonista de esta historia eran muchos los que se ponían en contacto con él diariamente para pedirle nuevas pistas, sin embargo, nunca lograron sonsacarle más información de la que él dio en un primer momento.

“Felicito a los cientos de miles de personas que han participado en la búsqueda, y espero que sigan siendo atraídos por las promesas de nuevos descubrimientos. Esta búsqueda ha terminado, pero mirad más información e imágenes dentro de unos días”, ha declarado Fenn en su página web.