home/Divulgación

Las 8 premisas que los padres deben seguir para criar niños exitosos, según la ciencia

Hay investigaciones que afirman que tener grandes expectativas puestas en un niño, es uno de los factores clave en el éxito que tendrá de adulto

3 Minutos de lectura

08 de Junio 2020 / 18:55 CEST

Trabajar en ciertas acciones desde que son pequeños puede dar resultados significativos para que se conviertan en adultos exitosos

© GettyImages

Aunque no hay una guía exacta para educar niños triunfadores, hay una serie de factores clave que, según la ciencia, pueden ayudar a los padres a criar niños que alcancen el éxito cuando sean adultos. Desde María Montessori, a finales del siglo XIX, a expertos actuales, como Julie Lythcott-Haims, coinciden en la importancia, entre otras cosas, de enseñarles a ser independientes desde edades tempranas.

No protegerlos de emociones negativas

Un estudio hecho en la Universidad de Murcia, basado en el juego y la convivencia con niños de dos años, demostró que al permitirles experimentar emociones como el enfado y la tristeza, los pequeños comenzaron a ser capaces de aceptar y lidiar con dichas emociones.

El estudio concluyó que construir desde la infancia estas habilidades, los prepara para la vida y los convierte en adultos fuertes e independientes.

Adecuar a su edad el uso de la tecnología

El uso de la tecnología no es malo, es un elemento que puede ayudarlos a aumentar sus habilidades cognitivas, siempre y cuando mantengan límites. María Salmerón, pediatra de la Unidad de Medicina Adolescente del Hospital de la Paz, en Madrid, asegura que el uso de pantallas en niños menores de tres años no es recomendable por el impacto que tienen sobre el desarrollo psicomotor y el manejo de las emociones, pero que después de esa edad, se pueden ir introduciendo poco a poco a los dispositivos, bajo la supervisión de un adulto que pueda explicarles lo que están viendo.

Relaciones saludables entre padres e hijos

Un estudio de la Universidad de Illinois ha demostrado que los niños que crecen dentro de familias conflictivas, tienden a tener peores notas en el colegio, comparados con niños cuyas familias llevan una convivencia sana.

Según el estudio, para los niños es mejor una familia monoparental no conflictiva y, sabiendo que esto es algo que en muchas ocasiones está fuera del alcance de los padres, se atribuyó dicha conclusión a un estudio alterno que demostró que personas cercanas a los 20 años, que de pequeños habían sido testigos del divorcio de sus padres, seguían mostrando angustia y dolor después de 10 años.

Lo cierto es que aún creciendo en una familia no monoparental, lo que lleva más peso es el nivel de conflicto que un pequeño viva desde la infancia.

Mantener una alimentación equilibrada

Un artículo publicado en el portal de salud del Gobierno de La Rioja (Rioja Salud), afirma que los buenos hábitos alimenticios que se fomentan durante la infancia, tienen grandes beneficios en la edad adulta, como prevenir enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes. Todo esto favorece un mejor rendimiento académico y profesional.

Tener grandes expectativas puestas en los niños

Una encuesta aplicada a 6.600 niños en Estados Unidos, desveló que si hay algo que tiene grandes y positivos efectos en los logros de un pequeño, son la expectativas que sus padres depositen en él.

Neal Halfon, profesor de la Universidad de California, que trabajó con los datos de dicha encuesta, concluyó quelos padres que sin importar sus ingresos, tuvieron claro desde el principio que sus hijos serían universitarios, terminaron guiándolos hacia ese objetivo.

Hacerlos responsables de algunas tareas domésticas

Julie Lythcott-Haims, autora de Cómo criar a un adulto, asegura que los niños que realizan tareas domésticas como parte de sus responsabilidades se convierten en adultos colaborativos con sus compañeros de trabajo, suelen ser más empáticos e independientes.

Enseñarles matemáticas desde pequeños

El desarrollo de las habilidades matemáticas a temprana edad puede ser una gran ventaja. Lo descubrió un Metaanálisis hecho en 2007 a 35.000 niños en edad prescolar, en Estados Unidos, Canadá e Inglaterra.

Greg Duncan, coautor del estudio, asegura: “El dominio de las habilidades matemáticas tempranas no solo predice los logros matemáticos futuros, también predice los logros futuros en lectura”.

Fomentar el desarrollo de las habilidades sociales

Un estudio que duró 20 años, en el que la Universidad Estatal de Pensilvania y la Universidad de Duke estuvieron con más de 700 niños desde el jardín de infancia hasta que cumplieron 25 años, concluyó que los niños que mostraron más cooperación con sus compañeros y que eran empáticos con sus sentimientos, tenían más probabilidades de obtener un título universitario y un trabajo de tiempo completo, incluso antes de los 25 años.