El síndrome del sabio o cómo tener una memoria prodigiosa a cambio de un severo peaje

Memorizar un libro entero o calcular una distancia sin instrumental solo está al alcance de aquellas personas que sufren el Síndrome de Savant

2 Minutos de lectura

01 de Junio 2020 / 17:05 CEST

Las personas con este síndrome destacan en cinco campos

Las personas con este síndrome destacan en cinco campos

© GettyImages

Tener una memoria prodigiosa, a veces, no es fácil. Aquellas personas que conviven con el Síndrome de Savant (SS) poseen esta maravillosa capacidad, pero a causa de ello también sufren desórdenes mentales o discapacidades físicas, mentales o motrices. Este es el precio que, en ocasiones, tiene la sabiduría infinita.

Esta condición hace que algunas personas tengan una o varias islas de genio, es decir, habilidades extraordinarias como una memoria prodigiosa o un talento espectacular para la música, el arte o las matemáticas. Sin embargo, hay un peaje: se trata de individuos que normalmente presentan discapacidades de desarrollo, trastornos o enfermedades del sistema nervioso central. Así lo explica el doctor Darold Treffert, uno de los grandes expertos sobre el tema.

La mayor parte de las personas que tienen el Síndrome de Savant también sufren alteraciones en el hemisferio izquierdo. Esto se debería a que la parte derecha no funciona correctamente y, por lo tanto, hay que compensarla. ¿Cómo lo hacen? Desarrollando nuevas habilidades y reclutando tejido neuronal que en condiciones normales se destina a otras funciones. No es la única razón que podría explicar este desarrollo extraordinario: puede que esa lesión destape funciones que habían estado dormidas debido a la ‘tiranía del cerebro izquierdo dominante’.

Las personas que lo sufren también presentan discapacidades
Se produce por una lesión en el hemisferio derecho©GettyImages

Dos requisitos

Para considerar que una persona tiene el síndrome del sabio debe cumplir un par de requisitos: mostrar una o varias habilidades extraordinarias y tener algún tipo de discapacidad. Según los estudios, es cuatro veces más frecuente en hombres que en mujeres y se puede manifestar de dos formas: desde el nacimiento o más tarde(a causa de una lesión o enfermedad del sistema nervioso central.

Por otro lado, no está demostrado que exista una su relación directa con el cociente intelectual: se ha manifestado en personas con un CI de entre 50-70 y en otras que llegaban a 120. Por otro lado, aunque se ha vinculado con el autismo, sólo aparece en el 10% de las personas que tienen en Síndrome de Savant.

Cinco grandes habilidades

Las personas con SS suelen destacar, especialmente, en estos cinco campos:

  • Música: habilidades innatas para componer, entonar o interpretar piezas musicales sin haber recibido ningún tipo de formación.
  • Arte: grandes capacidades para el dibujo, la pintura y la escultura de gran realismo y para realizar estas obras de memoria con mucha meticulosidad.
  • Cálculo de fechas: son capaces de memorizar calendarios enteros, recordar datos específicos de cada uno de los días o calcular qué día de la semana era o será para una fecha concreta.
  • Matemáticas: pueden calcular de memoria y de forma instantánea números primos, divisiones con cien decimales, secuencias numéricas o resolver complejos problemas.
  • Habilidades mecánicas y espaciales: capacidad para medir distancias casi exactas sin instrumental, construcción de maquetas altamente detalladas, memorización de mapas y direcciones...
Suele ir asociado a enfermedades del sistema nervioso central
Suele ir asociado a enfermedades del sistema nervioso central©GettyImages

Niveles del Síndrome de Savant

En función del nivel de genialidad en las habilidades que os acabamos de explicar, las personas con el síndrome del sabio se clasifican en tres grupos:

  • Con limitaciones: son el grupo más numeroso y en los que destaca, sobre todo, su capacidad memorística auditiva y visual. Aquí estarían incluidos todos que son capaces de memorizar cientos de fechas, melodías, libros enteros...
  • Talentosos: sus habilidades destacan a pesar de su discapacidad y muy por encima de otras personas sin patologías.
  • Prodigio: se trata de un reducido grupo que no llega al medio centenar a nivel mundial.

tags: