home/DIVULGACIÓN

Las ciudades se reinventan para hacer frente al coronavirus

Señalización en las aceras, nuevos pulsadores en los semáforos o bancos con mamparas comienzan a formar parte ya del mobiliario urbano

2 Minutos de lectura

20 de Mayo 2020 / 15:32 CEST

El impacto del coronavirus en las ciudades

En las aceras de muchas ciudades ya se pueden ver señales que advierten de la distancia así como del sentido adecuado de la marcha

© Informativos Telecinco

Una “nueva normalidad” se impone ante nuestros ojos. La crisis generada por el coronavirus está obligando a muchas ciudades a adaptarse a la pandemia con el objetivo de preservar la salud de sus ciudadanos y cumplir con las medidas de distanciamiento social para evitar la propagación del virus. El simple hecho de montarse en un ascensor o compartir un banco de la calle puede convertirse en un riesgo, que en esta época del Covid-19 se debería evitar, o en la medida de lo posible reducir al mínimo posible. Por ello, las ciudades han empezado ya a dar los pasos para comenzar a cambiar ciertos aspectos de su vida cotidiana.

Coronavirus
En Mataró han sustituido los antiguos pulsadores de los semáforos por estos otros que pueden ser activados con el codo©@matarocat

Así,y tras varias semanas en soledad, las ciudades han vuelto poco a poco a la vida y las nuevas reglas se “pintan” por todos lados. En los autobuses y en metro se han colocado pegatinas en aquellos asientos que no pueden ser utilizados para conseguir mantener la distancia recomendada de dos metros y en algunas aceras se han comenzado a pintar señales en el suelo para regular la circulación de los peatones en un solo sentido para evitar el contacto con personas que lo hagan por el sentido contrario.

coronavirus
En Italia han presentado esta propuesta de bancos separados con una mampara©Twitter

Además, en muchas ciudades los pasos de cebra se han divido en dos con flechas que señalan el sentido que se debe seguir a la hora de cruzar la calle y se han sustituido los antiguos pulsadores de los semáforos por otros más modernos, con el fin de evitar de que puedan ser activados con el codo y no con la mano.

En muchos ascensores se han colocado pegatinas en el suelo que indican dónde deben colocarse los ocupantes así como la posición adecuada que deben adoptar para evitar el contacto, unos mirando hacia la puerta y otros de espaldas a ella, aunque lo más recomendable es subir por las escaleras si la altura del destino invita a ello.

coronavirus
En Praga han pensado en creado estas originales mesas de tres sillas para mantener la distancia mínima entre sus comensales©Twitter

Y es que esta nueva situación abre un mundo nuevo para diseñadores y arquitectos urbanos que deben hacer de esos dos metros de distancia su regla de oro. Desde Italia llegan propuestas de mamparas para separar los bancos de la calle, en Praga han ideado unas mesas con tan solo tres sillas en donde es imposible pegarse al compañero de al lado y un restaurante en Ámsterdam te invita a disfrutar de una cena romántica dentro de un mini invernadero solo para dos.

A todo esto se une la ampliación de los carriles bici, así como la peatonalización de algunas calles, en ocasiones sólo puntualmente, con el objetivo de dar al ciudadano otras alternativas diferentes al uso del coche y el transporte público, evitando así atascos o aglomeraciones en metros y autobuses.

Últimas noticias