La nueva previsión de Bill Gates sobre el coronavirus tras alertar (con 5 años de antelación) de la pandemia

El fundador de Microsoft ha destinado millones de euros en la investigación de una vacuna

2 Minutos de lectura

11 de Mayo 2020 / 17:26 CEST

Bill Gates ha destinado más de 115 millones de euros a la compañía Inovio Pharmaceuticals para la investigación de una vacuna contra el coronavirus

© GettyImages

“Si algo ha de matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, probablemente será, más que una guerra, un virus muy infeccioso. No misiles, sino microbios”. Son palabras del fundador de Microsoft, Bill Gates, en una entrevista al periódico The Washington Post realizada en 2015. Cinco años después, cuando su advertencia casi profética se ha hecho realidad con la pandemia del coronavirus, tiene claro cuál va a ser el siguiente paso: la vacuna, sí, pero ¿cuándo?

Calcula que dentro de 18 meses. Esta previsión tan matemática, que ha hecho pública en su canal de Youtube, la ha hecho con conocimiento de causa, ya que ha destinado 125 millones de dólares (más de 115 millones de euros) a la investigación de la vacuna. “Aunque 18 meses parezca mucho tiempo, es lo más rápido que los científicos han creado una vacuna nueva“, explica.

Esa es la aproximación más realista para el empresario y filántropo, si bien añade que la estimación acerca de cuándo podría estar lista baraja “un mínimo de 9 meses y un máximo de dos años”. Acerca de otras previsiones más halagüeñas, Gates se muestra contundente: “Para mí, el otoño de 2020 parece demasiado ambicioso, incluso enero de 2021 es bastante temprano para que una vacuna segura y efectiva esté disponible para millones de personas”.

El fundador de Microsoft alertó en 2015 del riesgo de una pandemia similar a la actual©GettyImages

Y eso que Inovio Pharmaceuticals, la compañía de biotecnología a la que ha destinado el dinero para este fin, ya ha iniciado sus ensayos en humanos (lo hizo el pasado 6 de abril en Estados Unidos). Los voluntarios para el testeo tendrán que recibir dos dosis de la vacuna con cuatro semanas de diferencia, por lo que los primeros resultados podrían obtenerse a finales del verano.

Aun así, suponiendo que las pruebas sean satisfactorias, el estudio iniciaría después una nueva fase en la que se evaluaría la eficacia de la vacuna. De nuevo, el siguiente desafío, si todo va bien, será fabricar dosis suficientes para millones de personas en todo el mundo.

No cabe duda, por tanto, de que Bill Gates sabe de lo que habla. La buena noticia es que, para cualquier emergencia (como una nueva oleada tan potente como la actual) o para ensayos clínicos adicionales, Inovio Pharmaceuticals está trabajando para tener capacidad de producir un millón de dosis de esa vacuna a finales de este año.