1. home
  2. /Deportes

Valerie, la pionera del Maratón de Boston que ha vuelto a correr con 75 años

La mítica carrera prohibió participar a las mujeres hasta 1972

2 Minutos de lectura
Maratón de Boston

Valerie Rogosheske participó en el primer Maratón de Boston que permitió correr a las mujeres, en 1972

© GettyImages

Hace apenas 50 años una actividad tan sana y normal como participar en una maratón era algo prohibido para muchas mujeres. En el caso de la Maratón de Boston, el más antiguo del mundo con 125 años de historia, no permitió la inscripción de mujeres hasta 1972.

Ese año, Valerie Rogosheske, que entonces tenía 25 años, fue una de las ocho mujeres que se apuntó y participó en la Maratón. Cincuenta años después, casi la mitad de sus participantes, 14.000, son mujeresque se inscriben para recorrer las calles de Boston. Por eso, Valerie, que ahora tiene 75 años, ha querido celebrar que hace ya medio siglo esta maratón empezó a ser más inclusiva participando en su edición 126, celebrada el pasado 18 de abril, junto a sus dos hijas, Abigail y Allie.

Así, hasta 1972, las mujeres que querían correr maratones tenían que hacerlo extraoficialmente, camuflándose entre los arbustos y uniéndose a los corredores cuando la carrera ya había empezado. Este fue el caso de la pionera, Bobbi Gibb, primera mujer corredora de la maratón de 1966. El año siguiente, Katky Switzer fue inmortalizada corriendo mientras unos policías trataban de apartarla de la carrera, en una fotografía que dio la vuelta al mundo y sigue siendo símbolo del feminismo.

Las Ocho de Boston
‘Las Ocho de Boston’, las ocho mujeres que se inscribieron en 1972 para correr la mítica maratón de la ciudad ©GettyImages

Valerie no comenzó a entrenar persiguiendo, en principio, la igualdad de derechos, sino simplemente estar en forma. Tres años antes de la carrera había empezado a correr unas cuantas veces por semana, tras constatar alarmada que era incapaz de aguantar la marcha durante un kilómetro y medio.

A partir de ahí se propuso practicar más y buscó un objetivo que la motivara: participar en la Maratón de Boston, aunque tuviera que irse escondiendo tras los arbustos, como ya habían hecho sus compañeras. Sin embargo, dos semanas antes de que se celebrara, la Asociación Atlética de Bostón levantó el veto a las mujeres.

Con algo de decepción porque se había mentalizado de que correría desafiando a la organización, llegó el día de la carrera y en ella participó junto a otras ocho mujeres: Nina Musick, Kathy Switzer, Elaine Pedersen, Ginny Collins, Pat Barrett, Frances Morrison y Sara Mae Berman, apodadas “las Ocho de Boston”.

El pasado lunes 18 de abril, Valerie volvió a correr, esta vez con 75 años y sus dos hijas al lado. “Estar celebrando 50 años de progreso para las mujeres con mis hijas es un gran reto. Es muy emocionante”, contaba al canal On Her Turf.

Así, mientras que, a finales de los 60, otras compañeras fueron pioneras para Valerie y allanaron su camino, las miles de mujeres que han participado en la Maratón de 2022 tienen como pionera a Valerie Rogosheske por contribuir a normalizar algo que nunca debió estar prohibido.

tags: