1. home
  2. /Deportes

Agustina, la admirable historia de una joven a la que daban una semana de vida y que ahora gana campeonatos de natación

Un año después del fatal diagnóstico sigue sonriendo a la vida y alzándose con medallas en su deporte favorito

2 Minutos de lectura
LEN European Aquatics Championships - Day Seven Open water Swimming Mixed 25km

Esta joven argentina ha superado todos los obstáculos y, a día de hoy, no solo compite en natación sino que también gana.

© GettyImages

Agustina Ávila tiene tan solo 23 años, pero la vida ya le ha golpeado de la forma más dura en varias ocasiones, y siempre ha conseguido levantarse. Por eso, esta campeona de natación en aguas abiertas es la viva imagen de la resiliencia y la superación.

A los 19 años, esta joven cordobesa (Argentina), perdió a su hermano de 16 en un accidente de tráfico. Para Agus, como la llaman en su entorno, su hermano era su confidente, con quien compartía charlas más profundas: “Rodrigo era el pilar de mi vida. Fue mi mamá, mi papá, mi hermano, mi mejor amigo, es el amor de mi vida”, confesaba en su cuenta de Twitter.

A penas un año después, cuando ese dolor aun no había cicatrizado, Ávila fue diagnosticada de un cáncer de cuello de útero en estadio 3, tras tediosas visitas con médicos que minimizaban sus síntomas de sangrados fuera del período menstrual y dolores en la zona.

Agus dejó sus estudios de enfermería y su trabajo y se sometió a duros tratamientos de quimioterapia, radioterapia y braquiterapia, por los que su familia se endeudó. De hecho, la joven llegó a pedir trabajo en redes sociales para poder ayudarles.

En 2020, Agus, ya recuperada del cáncer, volvió a practicar natación, como hacía de pequeña. Con apenas tres años, su madre la apuntó a natación al ver cómo disfrutaba la niña en su pequeña bañera, y consiguió perfeccionarse en natación, con disciplina y esfuerzo.

Sin embargo, las secuelas del cáncer no dejaban a Agus nadar ni hacer una vida normal. La ingresaron, pues volvía a sufrir importantes hemorragias, le faltaba el aire y necesitaba transfusiones continuas para combatir una grave anemia. Algunos órganos vitales también se habían visto afectados por el tratamiento oncológico y tuvo que someterse a una nefrectomía y a un tratamiento de ácido hialurónico.

Pese a los grandes dolores que padecía, los médicos no podían anestesiarla dado su estado de debilidad. La peor noticia llegó a los tres meses de su ingreso, cuando los médicos comunicaron a su madre que su cuadro era “terrible” y que le daban tan solo una semana de vida.

Pero esta joven, una vez más, superó la adversidad y salió adelante. En junio de 2021 lograron controlar su enfermedad y regresó a su hábitat natural, el agua. El pasado 14 de marzo, a penas un año después de las catastróficas palabras de sus médicos, Agus participó en el Maratón Acuática Natura Sport, en aguas abiertas.

Se apuntó por insistencia de sus amigos y la prueba fue dura. Pese a los choques con otros competidores y alguna que otra herida, Agus logró acabar la carrera. Pensaba que no había hecho un buen tiempo, pero se sentía satisfecha, por eso su sorpresa fue enorme cuando le comunicaron que había hecho el mejor tiempo en su categoría.

A pesar de los obstáculos y de las heridas en su cuerpo, Agustina Ávila vuelve sonreír, ya planea nuevas competiciones, sigue entrenando todos los días y afirma con orgullo: “Agus 1, cáncer 0”.