1. home
  2. /Deportes

El milagro de la vida: el snowboarder Alex ‘Chumpy’ Pullin se convierte en padre 15 meses después de su fallecimiento

La estrella olímpica australiana, de 32 años, se ahogó en julio de 2020 mientras practicaba pesca submarina

1 Minuto de lectura
deportes

El deportista ‘Chumpy’ Pullin, fallecido en julio de 2020, junto a su pareja Ellidy Pullin

© ellidy_

Una vida que se fue por otra que acaba de empezar. La estrella australiana de los Juegos Olímpicos de Invierno, Alex ‘Chumpy’ Pullin, fallecido en julio de 2020 mientras practicaba pesca submarina acaba de convertirse en padre, para sorpresa de sus fieles seguidores. Ha sido su pareja, Ellidy Pullin, quien ha dado a conocer públicamente este gran milagro de vida, anunciando que había sido madre de una niña fruto del desaparecido deportista.

Y es que aunque algunos no les salgan bien las cuentas, lo cierto es que ambos deseaban tanto ser padres, que tan solo unas horas después de conocerse el fallecimiento de Alex, se le extrajo una parte de su esperma, permitiendo así a su pareja someterse a un tratamiento de Fecundación In Vitro y quedarse embarazada.

Alex 'Chumpy' Pullin Portrait Session
Alex Pullin fue dos veces campeón del mundo de snowboard cross. ©GettyImages

Tanto la familia de Ellidy como la del desaparecido Alex han catalogado a este bebé “como un milagro” ya que la pareja había estado tratando de formar una familia justo cuando sucedió la tragedia. “Tu papá y yo llevamos años soñando contigo, pequeña. ¡Me siento honrada de, finalmente, dar la bienvenida a una parte del fenómeno que es Chumpy de regreso a este mundo!”, escribió la recién estrenada mamá.

Ellidy, confesaba recientemente que se enteró de la muerte de Chumpy a través de sus vecinos, concretamente cuando uno de ellos vio una publicación de Facebook en un grupo de pesca submarina sobre un hombre que fue sacado del agua que se ajustaba a la descripción del deportista. “Nuestra vecina llegó a nuestra puerta, es miembro de la página de Facebook de pesca submarina local. Parecía un poco asustada. Dijeron que habían sacado a alguien del arrecife esta mañana, un hombre de treinta y tantos años”, dijo. “Cuando llegué al lugar de los hechos ya había cámaras, policía y ambulancias allí. Mi madre regresó corriendo por la playa. La expresión de su rostro lo dijo todo sin palabras. Nunca me quitaré esa imagen de la cabeza” explicaba Ellidy, quien hoy disfruta del mejor regalo póstumo que le ha hecho su chico.