1. home
  2. /Deportes

El sueño cumplido de Miguel, el bético enfermo de 16 años, que conoció a su ídolo, Joaquín

Siguió el partido desde una camilla y vio como el Betis de sus amores ganaba al Granada

2 Minutos de lectura
Real Betis Balompie v Athletic Club - La Liga

Joaquín fue el encargado de darle la bienvenida cuando llegó al estadio de Los Cármenes

© GettyImages

Dice el escritor Paulo Coelho que “cuando se desea algo con mucha fuerza, el universo conspira para que realices tu deseo” y algo así es lo que le ha pasado a Miguel, un chico de 16 años, que ha visto cómo su sueño de ver jugar al Betis se ha hecho realidad a pesar de sufrir una enfermedad terminal que le obliga a estar postrado en una cama. Verdiblanco hasta la médula, Miguel deseaba con todo su ser poder ver a su equipo en un partido de liga, y sus padres Paqui y Víctor con la ayuda de la Fundación Ambulancia Del Deseo, lo hicieron realidad.

Así Miguel fue trasladado, sin saberlo, hasta el estadio granadino de Los Cármenes donde el Betis se enfrentó al Granada. Nada más llegar, el forofo bético fue recibido por su jugador favorito, Joaquín, quien fue el encargado de abrir la puerta de la ambulancia y de esta forma su sonrisa iluminó el estadio.

Miguel, quien tuvo que seguir el partido desde una camilla y fue testigo de la victoria de su equipo por 1-2, se encuentra actualmente ingresado en la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca.

futbolista Joaquín
El futbolista se interesó por el estado de Miguel se encuentra actualmente ingresado en la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca ©ambulancia_deseo

La fundación Ambulancia del Deseo nació en 2007 después de que un conductor de ambulancia llamado Kees Veldboer trasladara camino del hospital al marinero Mario Stefanutto. De camino al centro médico, Kees hizo un desvío hacia el puerto y quedó profundamente conmovido por la inmensa felicidad que Mario experimentó. Entonces, Kees tomó prestada una ambulancia de su empresa y le organizó una ruta por el puerto de Rotterdam. Se sorprendió de lo fácil que le había resultado hacer que Mario terminase su vida de una forma tan especial. Apenas dos meses más tarde la Fundación Deseo era una realidad.

Hoy la Fundación dispone de más de un centenar de sanitarios voluntarios que ayudan a decenas de personas, con un largo tiempo de encamamiento, una enfermedad importante o enfermedad incurable a llevar a cabo sus sueños.

tags: