1. home
  2. /Deportes

Teresa Perales ingresada en Tokio tras sufrir un cuadro de estrés y ansiedad

La nadadora, que recibirá este año el premio Princesa de Asturias de los Deportes, ha logrado en los Juegos Paralímpicos una medalla en 50 metros espalda y tres diplomas

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
IPC Swimming World Championships - Day Seven

La nadadora aragonesa sufrió en la madrugada del domingo un ‘cuadro de estrés y ansiedad’

© GettyImages

La nadadora española Teresa Perales continuará bajo observación y no podrá regresar este lunes con el resto de la expedición española a España tras la conclusión de los Juegos Paralímpicos de Tokio tras haber sufrido en la noche del sábado al domingo un cuadro de estrés y ansiedad, según informaron fuentes del Comité Paralímpico Español (CPE).

Premio Princesa de Asturias de los Deportes
Teresa Perales permanecerá ingresada en el centro médico hasta que pueda regresar en las mejores condiciones a España ©EuropaPress

La aragonesa, que se llevó la medalla de plata en los 50 espalda , tuvo que ser tratada por los Servicios Médicos del CPE y de la Villa Paralímpica, en cuya Policlínica estuvo siendo supervisada, aunque finalmente se la trasladó a un hospital de la capital japonesa para continuar supervisando su estado.

Sin embargo, aunque la ganadora de 27 medallas paralímpicas está “evolucionando bien”, no podrá viajar de vuelta a España este lunes con el resto de la expedición y se quedará en Tokio acompañada por dos médicos del Equipo Paralímpico Español hasta que su estado de salud le permita regresar.

Spanish Royals Attend The National Sports Awards Ceremony
La nadadora aragonesa se encuentra evolucionando bien y junto a ella están dos miembros del equipo médico del Comité Paralímpico ©GettyImages

Amante del deporte desde niña, aunque nada buena nadadora, Teresa decidió decantarse por el kárate hasta que a los 19 años una enfermedad la dejó sin movilidad en las piernas. Diplomada en Fisioterapia, se formó en coaching profesional, al tiempo que decidió probar suerte de nuevo en el agua, donde acabó encontrando un nuevo deporte en el que competir.

Condenada a moverse en una silla de ruedas, la nadadora tuvo claro, casi desde un principio, que eso no iba a ser un impedimento para ella y vamos que no lo fue, pues se convirtió en tan solo su medio de transporte para poder llegar de una competición a otra y conquistar pódium tras pódium.

Casada con el periodista Mariano Menor, junto al que escribió los libros Mi vida sobre ruedas y La fuerza de un sueño, y madre de un niño de 11 años ‘Nano’, Teresa demostró hasta el mismísimo día de su boda que querer es poder enfundándose un vestido de novia con cola y entrando caminando del brazo de su hermano hasta el altar tras haber estado practicando hasta conseguirlo.

Sin planes de retirada, por el momento, y siempre que su salud y su cabeza se lo permitan, Teresa, que el próximo mes de octubre recogerá el Premio Princesa de Asturias de los Deportes, ya tiene su mente puesta en los Juegos de París 2024.