1. home
  2. /Deportes

De ser toda una estrella a quedarse fuera de los Juegos de Tokio: el extraño caso de dopaje del nadador Sun Yang

Tres jueces habían actuado ‘con parcialidad’ al condenarlo, por lo que un tribunal superior decidió repetir el juicio al deportista

2 Minutos de lectura
Nadador olímpico

Sun Yang, con tres medallas olímpicas en su palmarés, se preparaba para los Juegos de Tokio, de los que ha quedado fuera por un caso de dopaje

© GettyImages

El nadador chino Sun Yang es toda una estrella en su país. Imagen de grandes marcas e idolatrado por cientos de fans, tiene en su palmarés nada menos que tres medallas olímpicas. Este año, sin embargo, no podrá competir en los Juegos de Tokio. ¿Por qué? Pues por una sanción de dopaje no exenta de polémica. Pruebas que él mismo destruye, jueces “parciales” en su dictamen contra el atleta, compañeros de profesión que se niegan a compartir podio con él por tramposo... Un trasfondo complejo que puede truncar la brillante carrera de Yang.

Sun Yang
Yang ya había sido condenado con anterioridad por dopaje ©GettyImages

El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) le imponía, en febrero de 2020, la pena más alta posible: ocho años de suspensión por incumplir las reglas antidopaje y por actuar “de manera imprudente” por destruir pruebas. No se le ocurrió otra cosa que destruir a martillazos un frasco con muestras de su sangre que estaba en poder de los oficiales antidopaje. Aun así, el deportista mantiene su inocencia, alegando contra viento y marea que los encargados de hacerle la prueba no tenían credibilidad.

La cuestión es que los tres jueces que habían penalizado a Sun efectivamente actuaron “con parcialidad”. Diez meses después del veredicto que estos emitieron, el pasado mes de diciembre, el Tribunal Superior de Suiza anulaba la suspensión al nadador porque los tres habían mostrado un “sesgo antichino” en comentarios a través de las redes sociales. Este tribunal ordenó repetir el juicio contra el deportista.

Sun Yang
Con la condena a cuatro años de suspensión, Yang no podrá competir en los Juegos de Tokio de este verano ©GettyImages

Y ahora se ha dado a conocer la nueva sentencia, que sorprende a propios y a extraños porque rebaja a la mitad la condena: cuatro años y tres meses de suspensión por incumplir las normas antidopaje, que empieza a contar desde el 28 de febrero de 2020. Sun Yang se queda, por tanto, fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio.

A pesar de que se le diera la razón por la parcialidad de los jueces, no es la primera vez que Sun es condenado por dopaje. En 2014 también fue suspendido por dar positivo en el estimulante trimetazidina. Él argumentó en aquella ocasión que lo había tomado como parte de un tratamiento para una afección cardíaca.

Se le protegió tanto, que la sanción no se hizo pública hasta que no la había cumplido, pero dejó de ser bien visto por muchos de sus compañeros. Incluso el australiano Marck Horton lo llamó abiertamente “tramposo” en los Juegos Olímpicos de Río y se negó a compartir podio con él en Mundial de 2019 en Corea del Sur.

No será hasta 2024 cuando Sun Yang pueda volver a competir. La suspensión finalizará poco antes de que comiencen los Juegos de París de 2024, por lo que podrá presentarse. Tendrá entonces 32 años, una edad muy próxima a la que la mayoría de los deportistas de alta competición suelen retirarse.