1. home
  2. /Deportes

El drama familiar del golfista Joaquín Niemann: el auténtico motivo por el que brilla más que nunca

Se ha propuesto ganar todos los torneos posibles para destinar el dinero recaudado en ellos al bebé de la familia, que necesita el medicamento más caro del mundo para sobrevivir

2 Minutos de lectura
Golfista

Joaquín Niemann se ha volcado con el bebé de su primo, de cuatro meses, al que le han diagnosticado atrofia muscular espinal

© GettyImages

El golfista chileno Joaquín Niemann, de 22 años, rompía a llorar el pasado mes de noviembre cuando los periodistas le preguntaron, durante el RSM Classic, por el bebé de su primo, que entonces tenía apenas cuatro semanas de vida y al que habían diagnosticado una rara enfermedad genética, la atrofia muscular espinal. “Es una especie de misión para mí ayudarles”, dijo visiblemente emocionado.

Para sobrevivir, el pequeño Rafita precisaba de uno de los fármacos más caros del mundo, el Zolgensma, un medicamento de terapia génica que cuesta 2,1 millones de dólares (1,6 millones de euros). Como los padres del niño no podían hacer frente a ese elevadísimo coste, Niemann se ha volcado con ellos para conseguir el dinero.

Por un lado, inició una campaña de recaudación a través de la plataforma Go Fund Me y, por otro, destina a esta causa todo el salario que gana en los torneos en los que participa. Su afán por conseguir los 2 millones de dólares lo antes posible es tal que ha conseguido alzarse con importantes triunfos. Así, ha quedado segundo en el Sentry Tournament y el Sony Open y su inicio en el prestigio Genesis Invitational de Los Ángeles, la semana pasada, fue brillante.

Joaquín Niemann
Gracias a la ayuda de Neimann, los padres del pequeño Rafita ya han comprado el medicamento ©GettyImages

Los días siguientes ya no consiguió despuntar tanto y fue retrocediendo en el ranking, pero aun así ha ganado importantes cantidades de dinero, que ha entregado a su primo. Solo en el Sentry Tournament se embolsó, según informa el diario Marca, 782.000 dólares (unos 645.000 euros), a los que se sumaron 587.000 (algo más de 484.000 euros) del Sony Open. Todo eso, unido a lo recaudado en Internet gracias al apoyo recibido a través de las redes sociales, ha hecho que su familia pueda adquirir el medicamento.

“Ha sido increíble ver a todo el Tour, a toda la gente que me ha apoyado, a todas las empresas...”, decía Niemann justo antes del Genesis Invitational. “Recaudamos tanto dinero en tan poco tiempo...”, comentaba con gran emoción. Eso “nos da mucha fe para Rafita”. De hecho, el padre del pequeño ya se ha trasladado a Estados Unidos para comprar el fármaco y ha regresado a Chile, donde se le ha administrado la primera inyección. “Ahora mismo está muy bien”, anunciaba el golfista. ”Me enviaron unas fotos hace un par de días y se le ve más fuerte, se le ve feliz”.

tags: