1. home
  2. /Deportes

Carolina Marín comienza 2021 arrasando: gana el Abierto de Tailandia tras derrotar a la número uno del mundo

La española dominó el encuentro contra la taiwanesa Tai Tzu-ying (21-9, 21-16)

2 Minutos de lectura
Yonex Thailand Open - Day 6

Carolina Marín comienza 2021 arrasando

© GettyImages

La jugadora española de bádminton Carolina Marín ha conquistado este domingo el título del Abierto de Tailandia, primer Super 1000 de la temporada, después de sorprender en la final del torneo a la número uno del ranking mundial, la taiwanesa Tai Tzu-ying (21-9, 21-16). De esta manera, la onubense comienza de la mejor manera un año clave, el de los Juegos Olímpicos de Tokio y del Mundial de Huelva, todo tras realizar un primer torneo del año perfecto en el que no ha cedido ni un solo set y que ha resuelto con una exhibición ante la líder del ranking femenino. Todo para adjudicarse su primer título desde 2019.

Lejos queda su gravísima lesión de rodilla, que le apartó durante ocho meses de las pistas, y su gran preparación durante los meses de confinamiento y en medio de las restricciones por la pandemia de coronavirus ha dado sus frutos en el ‘grande’ tailandés. De hecho, este domingo en Bangkok solo necesitó 42 minutos para deshacerse de la actual mejor volantista mundial, haciendo gala de una gran intensidad y jugando al ataque en todo momento, sin darle respiro y sin verse en ningún momento por detrás en el marcador.

Yonex Thailand Open - Day 4
La española dominó el encuentro contra la taiwanesa Tai Tzu-ying ©GettyImages

Así, se adelantó 7-2 en el primer set, y aunque Tzu-ying consiguió meter presión y acercarse a solo tres puntos, ganó ocho juegos consecutivos para cerrar de manera brillante el parcial. Con un 3-0 de salida, la vigente campeona olímpica, triple campeona del mundo y tetracampeona europea obligó a la taiwanesa a ir a remolque durante todo el segundo set, y defendió su renta de entre 4 y 5 puntos para culminar un partido memorable con el que arranca de manera espectacular 2021.

Esta victoria se la ha dedicado a su padre: “Te quiero papi”, susurró a la cámara al final del partido. La campeona olímpica perdió a su padre el pasado mes de julio a causa de un accidente laboral. Era un hombre “reservado, trabajador y un luchador como pocos”, según lo describe ella misma. “Sé que estabas orgulloso de tu hija, pero quiero que sepas que tu hija estará siempre tan orgullosa o más del padre que fuiste”. Gonzalo Marín estuvo a su lado en todo momento y no se perdió ninguno de los grandes acontecimientos de su fulgurante carrera, como el partido que le supuso el oro a la joven onubense en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en 2016.

El hombre sufrió el accidente el pasado mes de febrero y, desde entonces y después de ser operado de urgencia en el momento, estuvo luchando por su vida.