1. home
  2. /Deportes

El piloto de Fórmula 1 Romain Grosjean muestra sus manos después de su terrible accidente

El francés ha mostrado como evolucionan sus heridas tras el que ha sido considerado uno de los percances más espeluznantes de los últimos años

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO
Romain Grosjean camina en el Paddock con vendas en sus manos quemadas después de su caída en la carrera

Durante 28 segundos, Grosjean, permaneció en el interior del coche, envuelto por el fuego, intentando salir y salvarse

© GettyImages

El pasado 29 de noviembre, durante el Gran Premio de Fórmula 1 de Bahréin, el francés Romain Grosjean tuvo un gravísimo accidente que a punto estuvo de costarle la vida cuandosu monoplaza se partió en dos tras estrellarse contra el guardarraíles y estallar en llamas. Sin embargo, el piloto, no solo salió por su propio pie del vehículo, sino que tan solo sus manos fueron las que resultaron dañadas. Ahora, un mes después del aquel terrible suceso, Grosjean, ha querido mostrar a sus fans cómo va su recuperación, mostrando algunas imágenes de sus manos.


¿Podéis imaginaros que estuve en llamas casi hace un mes?”, ha escrito el piloto junto a una de as fotografías de su mano derecha en la que a penas le han quedado secuelas del accidente. Sin embargo, su mano izquierda aún sigue vendada casi en su totalidad, pues fue la que mayores daños sufrió. “La mano izquierda no está lista todavía para la foto” ha señalado el piloto francés, que ya no estará en la parrilla del “Gran Circo” la próxima temporada pues ha decidido tomarse un tiempo de reflexión.

Sin embargo, y ante la insistencia de sus seguidores, el francés acabó publicando una imagen de ambas manos acompañada de este mensaje: “7 dedos de vuelta a la normalidad”, haciendo referencia a que todavía le quedan 3 dedos vendados de su mano izquierda.

Cualquiera que viese las imágenes de aquel percance se quedaría anonadado de su recuperación, de hecho, ni el propio Grosjean supo cómo salió vivo de aquel accidente y de las llamas . Pero lo que sí sabemos es que aquellas imágenes del accidente formarán, a partir de ahora, parte de la historia de la Fórmula 1.

Durante 28 segundos, Grosjean, permaneció en el interior del coche, envuelto por el fuego, intentando salir y salvarse. “Esos 28 segundos me parecieron un minuto y medio, pero no se me hizo largo porque estuve activo en todo momento”, recuerda el francés.

El factor clave para salir prácticamente ileso de este trágico accidente fue el mono que llevaba el piloto. Un mono “made in Spain”realizado en las fábricas de DuPont en Asturiasy homologado por el Instituto Tecnológico Textil (Aitex) ubicado en Alicante.

El traje, por muy fino y pegado a la piel que pareciera a simple vista, funciona prácticamente como una coraza, es casi indestructible en este tipo de accidentes, y sirve para proteger de lesiones o de fuego, como ha sido en este caso. Esto se debe principalmente a sus propiedades ignífugas, que le salvaron la vida al piloto francés, después de que su monoplaza se convirtiera en una bola de fuego.

El piloto francés ha podido salvarse gracias también a las botas, los guantes y el halo, un dispositivo hecho de titanio, metal extremadamente resistente, que se instala en la parte frontal de la cabina del piloto para proteger la cabeza de los conductores.

“Sin Halo, y no es nada nuevo que estuviera totalmente en contra de Halo cuando entró en la Fórmula 1, no estaría aquí para hablar contigo. Creo que fue una de las mayores medidas de seguridad implementadas en los últimos años”, señala Grosjean durante una entrevista días después del accidente.