1. home
  2. /Deportes

El piloto Romain Grosjean, fuera de peligro tras sufrir un brutal accidente en el GP de Baréin de F1

Su vehículo se estrelló contra los guardarraíles, se partió en dos y quedó envuelto en llamas

1 Minuto de lectura

29 de Noviembre 2020 / 17:01 CET

F1 Grand Prix of Bahrain

En imágenes, el piloto sale del vehículo envuelto en llamas

© GettyImages

A los pocos minutos de dar comienzo el Gran Premio de Fórmula Uno de Baréin, justo en la primera vuelta, ha ocurrido un gravísimo accidente que parecía que acabaría en tragedia pero que milagrosamente no ha sido así. El piloto francés Romain Grosjean (Haas) se encuentra “bien” y fuera de peligro después de que su monoplaza se estrellara contra los guardarraíles, se partiese en dos y quedase envuelto en llamas.

Los espectadores que presenciaban en vivo la carrera contuvieron la respiración ante tal accidente, en el que seguramente sea el más grave de los últimos años en el ‘Gran Circo’, que milagrosamente se saldó sin desgracias. En la primera vuelta de carrera, el coche del piloto galo se tocó con el del ruso Daniil Kvyat (AlphaTauri) y se desvió de su trayectoria para irse directo a gran velocidad al guardarraíl.

F1 Grand Prix of Bahrain
©GettyImages

En el impacto, el monoplaza quedó partido en dos mientras las ruedas saltaban por los aires, y una explosión alarmaba a todos en el circuito bareiní. Los larguísimos minutos de incertidumbre terminaron cuando las imágenes de televisión mostraban a Grosjean sano y salvo, y el silencio contenido se rompió con los aplausos de todos los presentes en boxes. Grosjean consiguió salir entre las llamas después de 27 segundos gracias a un espacio vital entre el guardarraíl y el coche.

  

“Esto fue espantoso. Romain está fuera del monoplaza y está bien”, confirmó Haas. Así, el francés, visiblemente “aturdido”, fue trasladado en helicóptero al hospital para someterse a algunas pruebas, aunque aparentemente solo sufre “quemadoras en manos y tobillos”.

La carrera tuvo que se detenida, pero fue reanudada 45 minutos después de comprobarse el estado de salud de Romain y de ser retirado el vehículo de la pista.

TOPSHOT-AUTO-PRIX-F1-BAHRAIN
©GettyImages

Hacía muchos años que no se veía una imagen así en la Fórmula Uno. Uno de los acontecimientos más fatídicos fue en el Gran Premio de Japón de 2014 cuando el piloto francés Jules Bianchi perdió el control de su vehículo debido al agua e impactó contra una grúa que retiraba otro coche de la carrera. El choque fue frontal y su vehículo se metió debajo de la grúa. El joven francés fue trasladado inconsciente en ambulancia al hospital, pero debido a las duras lesiones que sufrió, murió nueve meses después.