1. home
  2. /Deportes

‘Maradona no es una persona cualquiera’: el homenaje de Calamaro que se convirtió en una oda al ídolo

El compositor lo alababa como persona y lo ensalzaba como futbolista en una canción que ahora cobra más sentido que nunca

1 Minuto de lectura
Futbolista

Maradona, el ídolo convertido en leyenda, fallecía este miércoles a los 60 años

© GTres

El Pibe de oro, Maradona, ya había abandonado el fútbol cuando, en 1999, su compatriota Andrés Calamaro le compuso una canción que acabó convirtiéndose en uno de los mayores éxitos del cantante. Con versos como “Maradona no es una persona cualquiera”, ensalzaba la figura del futbolista, ya convertido para entonces en leyenda. Lo hacía hasta tal punto que lo eleva casi al estatus de divinidad: “es un ángel y se le ven las alas heridas, es la Biblia junto al calefón”.

Esas alas le hicieron volar tan alto que ha caído demasiado pronto. Los excesos le afectaron gravemente en varias ocasiones a lo largo de su vida, en las que llegó a requerir internamiento. También le llevaron a protagonizar situaciones incómodas grabadas por las cámaras, pero ni siquiera eso logró ensombrecer al mito. “No me importa en qué lío se meta, Maradona es mi amigo y es una gran persona (el diez)”, reza la canción.

Andres Calamaro
Andrés Calamaro componía, en 1999, una canción a su ‘amigo’ Maradona ©GettyImages

Calamaro no es el único que ha homenajeado con su música al futbolista. Otros de la talla de Manu Chao (cuando formaba parte de Mano Negra) también lo han hecho. Este también lo convertía en una figura celestial: “Santa Maradona, reza por mí”, decía el estribillo.

A pesar de que este single se titulaba así, ‘Santa Maradona’, trataba más sobre la intensidad y las emociones que despierta el fútbol que sobre el jugador. El de Andrés Calamaro es mucho más emotivo, dedicado no solo a su faceta como futbolista y como ídolo de masas, sino también a su persona, a la parte menos conocida para el gran público.

Ahora, con el fallecimiento de Maradona, que ha tenido lugar este miércoles en su casa de Tigre, Argentina, la canción cobra más sentido que nunca: “Diego Armando, estamos esperando que vuelvas, siempre te vamos a querer por las alegrías que le das al pueblo y por tu arte también”.