Muere Vince Reffet, ‘el hombre volador’, mientras entrenaba para su próximo desafío en Dubái

Tenía 36 años, era hijo de paracaidistas y entre sus hazañas figura la de entrar en un avión en pleno vuelo

2 Minutos de lectura

18 de Noviembre 2020 / 13:39 CET

FRANCE-SKYDIVING-SPORT-WINGSUIT-BASE JUMP-PORTRAIT

El francés Vince Reffet, miembro del dúo ‘Soul Flyers’ y conocido como el ’hombre pájaro’ o el ’hombre volador’ ha muerto tras un accidente en una sesión de entrenamiento

© GettyImages

El deporte extremo está de luto. Vince Reffet, de 36 años y conocido popularmente como “el hombre volador” ha perdido la vida tras sufrir un terrible accidente mientras se entrenaba en Dubái para el que iba a ser su nuevo reto. Profesional de la caída libre y, el salto BASE Vince, natural de Annecy, Francia, formaba parte del dúo ‘Soul Flyers’ junto a su compatriota Fred Fugen y juntos se habían unido a la ‘Mission Human Flight’ un programa lanzado por la Expo 2020 de Dubái cuyo objetivo es lograr un vuelo humano 100% autónomo sin ningún tipo de asistencia.

FRANCE-SKYDIVING-SPORT-WINGSUIT-BASE JUMP-PORTRAIT
Vince Reffet consiguió una increíble hazaña volando por el cielo de Dubái a más de 240 kilómetros por hora con un ala delta de carbono a la espalda©GettyImages

Pertrechado con una mochila de la que se desprendían dos alas de fibra de carbono, con cuatro motores en la parte inferior que permitían volar hasta 1.800 metros de altitud alcanzando los 240 km/h., Reffet se había convertido en todo un héroe de los cielos que ha acabado perdiendo la vida haciendo lo que más le gusta, volar.

Profesional de la caída libre y del salto BASE, Vince, natural de Annecy, Francia, la triste noticia de su fallecimiento la ha dado a conocer la compañía Jetman, con sede en Emiratos Árabes y quien se encontraba detrás de este ambicioso proyecto de hacer realidad uno de los grandes sueños del hombre, volar. “Con una tristeza inimaginable anunciamos el óbito del piloto de Jetman, Vincent (Vince) Reffet, fallecido esta mañana del 17 de noviembre durante un entrenamiento en Dubái”. ”Vince era un atleta talentoso y un miembro muy querido y respetado de nuestro equipo. Nuestros pensamientos y plegarias están con su familia y con todos aquellos que le conocían y habían trabajado con él”, añadía el comunicado de Jetman.

Las hazañas del deportista eran mundialmente conocidas. En 2017 consiguió entrar en un avión en pleno vuelo y un año antes en 2016 logró surcar los cielos de Dubái esquivando sus rascacielos tras despegar de la torre más alta del mundo, el Burj Khalifa (828 metros). Además voló paralelo a un Airbus A380 o junto a la Patrulla de Francia.

La emoción y el riesgo corrían por sus venas desde que era tan solo un niño, pues sus padres también eran paracaidistas. “Creo que cuando tienes grandes sueños y amas lo que haces, todo es posible” declaraba Vince , quien se sentía más cómodo en el aire que en la tierra.