El coraje de María Salvo, la joven copiloto que vuelve a competir tras perder a su hermana en un rally

Reconoce la generosidad de sus padres al no pedirle que se retire de la profesión por la que ha luchado tanto

2 Minutos de lectura

17 de Noviembre 2020 / 16:31 CET

Copiloto

María Salvo llegó a pensar que no sería capaz de volver a competir tras el fatal accidente en el que su hermana Laura perdió la vida

© Captura de pantalla de Antena 3 Noticias

Copiloto y enfermera, dos profesiones de riesgo en los tiempos que corren que María Salvo, de 24 años, compagina con verdadera vocación con un coraje admirable. Su hermana pequeña, Laura, también copiloto, falleció hace poco más de un mes tras un accidente en un rally, pero ella ha sacado las fuerzas suficientes para reconducir su vida y ha vuelto a competir: “Si mi hermana hubiera estado, me habría dado alguna colleja” en caso de decidir no hacerlo, comenta, con lágrimas en los ojos, en una entrevista a Antena 3 Noticias.

Por suerte, también ha contado con el apoyo de sus padres, quienes, a pesar del dolor por la pérdida de su hija, no han pedido a María que frenara: “En ningún momento me han puesto entre la espada y la pared”, dice. Ellos son también, por tanto, todo un ejemplo al ayudar así que su hija mayor siga luchando por su sueño en momentos tan difíciles. “Los rallies me unían tanto a Laura, eran algo tan de las dos… que no me veía capaz” de volver a la pista, confiesa. Pensó, por otro lado, que hacerlo le “serviría un poco como terapia”, pero no ha sido fácil porque, al volverse a sentar en un coche de carreras, por momentos se ponía “a llorar en medio de un rally”.

“Mi hermana sabía llevar mejor que yo las situaciones de mucha tensión, de mucho estrés” porque “ella era más tranquila, más calmada”. Aunque María lo vea así, ha demostrado con creces que ella también sabe enfrentarse a los más duros trances. Lo ha hecho con la pérdida de Laura, pero lo lleva evidenciando desde marzo, cuando comenzó la pandemia en España, en el Hospital de Terrassa (Barcelona), donde trabaja como enfermera.

Al comparar sus dos profesiones y tras lo vivido este año, asegura que hay “más peligro en el hospital porque, al final, en el coche sabes a lo que te enfrentas”, mientras que en el centro hospitalario “se han vivido, en los últimos meses, cosas que espero que no vuelvan a pasar, hemos vivido situaciones muy feas”, especialmente en las UCIs. Por eso, aprovecha también para dar un consejo: “Todos tenemos que tomar conciencia y poner nuestro granito de arena”.

El fatal accidente de Laura

Laura, la hermana de María, iba como copiloto en el vehículo que conducía Miguel Socias en el Rally Vidreiro-Centro de Portugal el pasado 10 de octubre cuando se salieron de la pista justo en el mismo punto en el que, instantes antes, otro coche había perdido el control y con el que acabaron colisionando. Aunque los servicios de emergencia actuaron con gran rapidez y sacaron a la joven enseguida del asiento para desplazarla a una zona en la que pudiera recogerla un helicóptero para trasladarla a un hospital, no lograron salvar su vida. Laura fallecía allí mismo por las heridas sufridas. El mundo del automovilismo se volcó con su familia, muy ligada al gremio, y algunos de sus compañeros le han dedicado las victorias que han ganado después de su fallecimiento.