Muere el subcampeón olímpico de atletismo Jordi Llopart a los 68 años

Fue el primer atleta español en ganar una medalla de oro en un campeonato internacional

1 Minuto de lectura

11 de Noviembre 2020 / 18:22 CET

Subcampeón olímpico
Muere el subcampeón olímpico de atletismo Jordi Llopart a los 68 años © Wikimedia Commons / RIA Novosti archive / Yuriy Somov

Jordi Llopart ha fallecido este miércoles a los 68 años, tras permanecer varias horas en coma tras el infarto sufrido un día antes. El subcampeón en atletismo de los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980, dada la delicada situación en la que se encontraba, no ha logrado superarlo. Así lo ha anunciado la Federación Española de Atletismo, que ha agradecido “el apoyo y las muestras de cariño recibidas”.

En la misma publicación en la que informaba de lo sucedido, la Federación se ha visto obligada a pedir disculpas porque había dado la noticia del deceso por error antes de producirse. Una vez confirmado el triste suceso por la propia familia, el organismo se ha encargado de difundirlo.

  

Llopart comenzó a practicar atletismo a los 13 años. A los 24 se proclamó campeón de España de los 20 km pista y dos años después pasó a ser el primer atleta español en ganar un campeonato internacional. Fue en el Europeo de Praga de 1978, la antesala para otro hito: el primer español en ganar una medalla olímpica en atletismo. Se alzó con la plata en los Juegos de Moscú y, desde entonces, se convirtió en leyenda.

Cuando consiguió el primer oro del atletismo español, “fue un sueño cumplido”, según confesó en una entrevista a El País hace años y que recoge ahora de nuevo el diario. “En la carrera, todo se repitió tal y como lo había soñado”, decía.

Después vendrían otros muchos logros, aunque no llegó a participar en las Olimpiadas de Barcelona. Se retiró ese mismo año, 1992, tras quedar en cuarto lugar en el Campeonato de España de marcha, que se celebró en Badalona en el mes de marzo.

Más tarde inició una nueva etapa como entrenador y también aquí demostró ser un gran profesional al formar a jóvenes atletas que, como él, llegarían a ser grandes figuras de este deporte, como Daniel Plaza, campeón olímpico en Barcelona 92, o Jesús Angel García Bragado, campeón del mundo 1993 y subcampeón en 1997 y 2001.

Por sus logros y por su entrega a esta disciplina deportiva, fue reconocido con la insignia de oro de la Federación Española de Atletismo en 1993, así como con la medalla de plata de la Real Orden al Mérito Deportivo en 1994 y con de la Orden Olímpica del COI en 2000.