El atleta español Jordi Llopart, en coma irreversible tras sufrir un infarto

Campeón de Europa de los 50 kilómetros marcha en 1978 y subcampeón olímpico en Moscú‘80 será intervenido en las próximas horas para proceder a la extracción de sus órganos

1 Minuto de lectura

11 de Noviembre 2020 / 11:05 CET

deportes

El deportista sufrió un infarto el pasado domingo con fatales consecuencias

© CordonPress

Jordi Llopart, pionero del atletismo español y primer medallista en unos Juegos Olímpicos, se encuentra “en coma irreversible” y “pendiente del servicio de trasplantes” después de sufrir un infarto, tal y como ha informado la familia del legendario marchador catalán, de 68 años, en un comunicado.

deportes
Llopart, de 68 años, pionero de la marcha española, compitió en tres ediciones de los Juegos Olímpicos: Moscú’80, Los Ángeles’84 y Seúl’88.©CordonPress

Esta información ha trascendido después de que la Real Federación Española de Atletismo (RRFEA) hiciera público su fallecimiento a través de un mensaje en Twitter en el que podía leerse: “Hace 40 años, lloramos de alegría. Por primera vez, gracias a ti, subimos a un podio olímpico. Hoy lloramos de tristeza. DEP, Jordi Llopart”. Sin embargo, y aunque se espera que a lo largo del día de hoy se haga público su fallecimiento, los seres queridos del deportista se apresuraron en aclarar la información señalando: “Jordi Llopart, aunque en coma profundo, está vivo”.

Llopart, ingresado en Can Ruti, tal y como informa El Periódico, sufrió el domingo un paro cardiorespiratorio y aunque se hizo todo lo posible por conseguir su recuperación, entró en un coma irreversible.

Leyenda y pionero del atletismo

Llopart fue el primer español en conseguir una medalla olímpica en atletismo gracias a su plata en los 50 kilómetros marcha. Además participó en otras dos Juegos más, Los Ángeles 1984 y Seúl 1988. Entre sus logros está el título europeo y ocho campeonatos de España.

Nacido en el Prat de Llobegrat, también se convirtió en el primer atleta español en proclamarse campeón de Europa. Tras su retirada fue el entrenador de Daniel Plaza de cara a los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992, consiguiendo la medalla de oro.

Su influencia en la marcha atlética ha traspasado fronteras. Hace una década fue contratado por la Federación Mexicana de Atletismo con el objetivo de mejorar el rendimiento de sus marchadores. También fue secretario técnico de la sección de atletismo del FC Barcelona.