Evander Holyfield, así perdió la estrella del boxeo una fortuna de 222 millones de euros

De ganar títulos mundiales y vivir en una mansión de 109 habitaciones a perderlo todo y terminar residiendo en un pequeño apartamento

2 Minutos de lectura

29 de Agosto 2020 / 10:46 CEST

8th Annual Champions Of Jewish Values Gala

Evander Holyfield quiere volver al ring

© GettyImages

El nombre de Evander Holyfield es sinónimo de boxeador profesional y una de las grandes estrellas en su disciplina. El deportista, ya retirado, llegó a lo más alto de su disciplina a finales de la década de los 80 y principios de los 90 siendo campeón mundial de los pesados y del peso crucero, ganó la medalla de bronce en pesos semipesados en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984, 20 años de trayectoria en los que acumuló una fortuna de 222 millones de euros. Pero de la noche a la mañana, Evander la perdió y ahora tiene que vivir con lo justo en un apartamento de dos habitaciones.

Su declive económico comienza en 1999 cuanto decidió fundar su propio sello discográfico Real Deal Records, que no le aportó ningún éxito y donde tuvo que perder más de 2,5 millones de euros para poder disolverla. A este fracaso de negocio se le sumó emprender en una cadena de restaurantes que nunca llegó a despegar y en la que perdió más de 8 millones.

Además, aprovechando la fama otorgada en el boxeo, invirtió en varios productos con su nombre pero que también fueron un fracaso.

Evander Holyfield v Alex Stewart
Evander compitiendo contra Alex Stewart©GettyImages

En 2008 su mala situación económica le llevó a perder su mansión de 10 millones, con 109 habitaciones y 17 cuartos de baño en Atlanta. Contaba con lujos como tres piscinas, cine y el costo de mantenimiento superaba el millón de dólares al mes. El inmueble salió a subasta y posteriormente fue adquirido por Rick Ross por casi la mitad de su valor. También perdió muchos de los recuerdos de sus victorias como guantes, coches, joyas, batas y cinturones para saldar sus deudas y que fueron subastados.

El boxeador debe hacer frente también a la manutención de sus hijos, pues tiene once de seis mujeres diferentes, y ha pasado por tres divorcios.

Con 57 años, Evander quiere volver al ring, tal y como recoge en una entrevista con el diario The Sun. Vive hoy en día en un apartamento de dos habitaciones y sus ingresos provienen solo de las presentaciones públicas que hace. “Cuando no tienes a otros cuidando de ti, todos toman algo para sí mismos. Estaban robando, sólo robando y robando”, culpó Holyfield a la gente de la que se rodeó en los últimos años. “Solía ser tonto, pero ya no lo soy”, recalca.

tags: