1. home
  2. /Deportes

Shaquille O‘Neal y el día que se gastó casi un millón de euros… que no tenía

Cuando firmó su primer contrato profesional con los Orlando Magic, llegaron los acuerdos publicitarios, los ingresos y el descontrol

2 Minutos de lectura
Orlando Magic v Washington Bullets

Su primer contrato como jugador profesional de baloncesto fue con los Orlando Magic

© GettyImages

En 1992 Shaquille O‘Neal tenía 20 años y fue seleccionado en la primera posición del Draft de la NBA por Orlando Magic. Un fichaje que no solo le abrió las puertas del baloncesto profesional del más alto nivel, sino también el del mundo de los patrocinios. Con el primero de ellos ganó unos 850.000 euros… que se gastó en un solo día. ¿Cómo? Así.

El exjugador de baloncesto confiesa que cuando firmó aquel acuerdo pensaba que su cuenta recibiría el montante total que figuraba en el contrato. Olvidó conceptos como los impuestos o los honorarios de las personas implicadas. A su cuenta, en realidad, llegaron unos 500.000 euros… algo que él ignoraba.

Como otros tantos jóvenes con los bolsillos (bien) llenos, Shaq no esperó demasiado para gastarlos. Tras rubricar el acuerdo, se fue directamente a un concesionario de Mercedes y compró uno de los modelos de la marca alemana por 130.000 euros, aproximadamente. Ni si quiera negoció la pequeña rebaja que muchos habrían pedido al comercial de turno. Firmó el cheque sin rechistar, pagó su nuevo coche y se fue: “Podrían haberme dicho que costaba más y lo habría comprado igualmente”.

Shaquille O'Neal, legendario jugador de la NBA
Contrató a un administrador que le frenó los pies para que no malgastase su dinero ©GettyImages

Tres coches

Cuando llegó a su casa y su padre vio el vehículo, le preguntó: “¿Dónde está el mío?”. No sabemos si su progenitor estaba bromeando, pero el que fuera campeón de la NBA se tomó esas palabras en serio y regresó al concesionario en el que acababa de estar. Compró el mismo modelo, sin preguntas. Una vez más. A estas alturas ya se había gastado 260.000 euros de los 500.000 que acababa de ganar. Efectivamente, la mitad de lo que había en su cuenta.

Sin embargo las compras no habían terminado. Por increíble que parezca, al regresar a su hogar fue su madre la que le preguntó si no había un coche también para ella; su elección fue algo más modesta, pero el precio siguió siendo de seis cifras. Días después de aquel generoso desembolso y tras sumar varias adquisiciones más, Shaquille O‘Neal recibió una llamada del banco: le quedaban menos de 70.000 euros.

Shaquille O'Neal, mítico jugador de la NBA
Ahora su fortuna personal está valorada en unos 340 millones de euros ©GettyImages

Una fortuna de 340 millones

El director del banco era un viejo amigo de la familia y le dio un valioso consejo: “No quiero que seas como los otros atletas”. Con el tiempo, Shaq conoció a Lester Knispel. O lo que es lo mismo: su administrador. Fue el encargado de mantener al exjugador de la NBA a raya en lo que a gastos imprudentes se refería: nada de intentar igualar a Mike Tyson comprando un Rolls-Royce y, por supuesto, ni hablar de tocar el dinero que ingresaba por su contrato con los Orlando Magic (34 millones de euros).

Gracias a él, O‘Neal ahorró el 75% de lo que ganaba para afrontar sus deberes con la fiscalidad, pero también para invertir a largo plazo y asegurarse una holgada jubilación. No en vano, su actual fortuna está valorada en unos 340 millones de euros.