De estrella millonaria a repartidor de paquetes durante la pandemia: Mervyn King, el tirador de dardos

Llega al almacén del gigante de comercio electrónico a bordo de su coche de lujo para después subirse a una furgoneta y comenzar la jornada

1 Minuto de lectura

03 de Julio 2020 / 17:53 CEST

Mervyn King, una celebridad del mundo de los dardos y actual número 21 del ránking mundial, ha encontrado empleo como repartidor durante la pandemia

© GettyImages

Mervyn King, de 54 años, es una de las grandes celebridades del mundo de los dardos, un deporte con una gran cohorte de aficionados que le ha hecho ganar unos 2 millones de euros. De ahí que haya sorprendido a más de un cliente de Amazon al abrir su puerta y comprobar que era él quien le llevaba su pedido durante la pandemia. El confinamiento llevó a suspender varios eventos que ya tenía agendados y optó por una salida durante este tiempo de parón.

A bordo de su lujoso BMW M6 Coupe, llega al almacén que el gigante del comercio electrónico tiene en un polígono industrial en Norwich (Reino Unido) y después se sube a una furgoneta Mercedes Vito para hacer sus repartos, con los que gana unos 130 euros al día. King es el actual número 21 del ranking del mundo, es subcampeón del Gran Premio Mundial 2012 y el Masters 2014 de dardos y ganador del World Masters 2004.

Aunque resulte extraño que una estrella mundialmente conocida (y millonaria) como él realice este trabajo, hay que reconocer que el sueldo no es nada desdeñable. Parece que el tirador de dardos no habría buscado este empleo por problemas económicos, sino por porque “no le hubiera resultado fácil sentarse a no hacer nada durante el confinamiento”, según declaraciones de alguien muy cercano al periódico ‘The Sun’.

Mervyn King saluda al público antes de competir en la segunda ronda contra Jan Dekker, de Holanda, durante el Campeonato Mundial de Dardos William Hill 2019 en el Alexandra Palace de Londres©GettyImages

“Obviamente le gusta la idea de salir de la casa y ganar algo de dinero”, como ha comentado esa persona de su entorno, “y no le importa quién le vea”. El propio King, que puede llegar a entregar 200 paquetes en una jornada, se ha manifestado acerca de la expectación que ha generado este asunto: “Realmente no veo que sea asunto de nadie lo que hago”, ha expresado en el mismo diario con contundencia. “Al final, todos estamos tratando de ganarnos la vida”.