Ada Hegerberg (la futbolista que rompe moldes) acaba de firmar el primer contrato millonario de la liga femenina

Cobrará 1,3 millones de euros anuales durante los próximos diez años

2 Minutos de lectura

17 de Junio 2020 / 16:25 CEST

La futbolista noruega del Olympique de Lyon Ada Hegerberg, tras recibir el Balón de Oro femenino en 2018, el primero que se entregaba a una mujer

© GettyImages

La futbolista Ada Hegerberg ostenta varios récords con los que ha ido abriendo paso a sus compañeras de profesión, que poco a poco empiezan a ocupar el puesto que merecen. La delantera noruega es la primera mujer en llevarse a casa un Balón de Oro femenino (categoría que se creó en 2018), así como la máxima goleadora de la historia de la Champions. Ahora, acaba de conseguir otro hito: el de convertirse en la primera futbolista que firma un contrato millonario, tan habituales entre las grandes figuras del fútbol masculino.

El contrato lo ha suscrito con Nike, que ha hecho a Hegerberg embajadora de la marca para los próximos 10 años, por los que le pagará 1,3 millones de euros anuales, una cifra similar a la acordada con Sergio Ramos, con lo que por primera vez una futbolista se equipara en salario a sus compañeros. “Estoy encantada de ser parte de este equipo”, decía la jugadora del Olympique de Lyon. “Es otro gran paso en mi carrera. Nike y yo tenemos objetivos comunes para ayudar a crecer al deporte femenino”.

Y sus palabras no son un simple adorno por la cuantiosa cantidad de dinero que ganará. La deportista es, a sus 24 años, consecuente en su lucha por la igualdad. Lo es hasta tal punto que se negó a formar parte de la Selección de fútbol de su país en el Mundial del año pasado porque considera que las mujeres en Noruega todavía no son tratadas igual que los hombres.

Hegerberg con el trofeo de la UEFA Women‘s Champions League que su equipo, el Olympique de Lyon, ganó en mayo de 2019©GettyImages

“Es una responsabilidad que nos incumbe a todas las jugadoras, rendir a un buen nivel todos los días, entrenarnos cada vez más, crear un buen nivel”, explicaba en una entrevista al sitio web de la FIFA hace unas semanas, “pero también hace falta la ayuda de los clubes, de las federaciones, de la UEFA y de la FIFA para seguir promocionando el fútbol femenino”

“No lo hacemos solo por nosotras individualmente, sino por el deporte”, apostillaba. “Tenemos la posibilidad de cambiar las cosas para que esto evolucione en el buen sentido”. A raíz del anuncio del contrato con la marca de ropa deportiva, Ada Hegerberg resumía de este modo la importancia del mismo y su posición en el fútbol femenino: “Mis actuaciones me han traído hasta aquí y quiero seguir haciendo historia de la mano de Nike, dentro y fuera del campo”.