Reinventarse en tiempo de coronavirus: el triatleta Cristóbal Dios convierte un pozo en su piscina particular

El deportista cuenta con la ayuda de su padre, quien le va marcando los tiempos tocándole con un palo en la cabeza

5 Minutos de lectura

20 de Abril 2020 / 09:18 CEST

El triatleta Cristóbal Dios entrenando en un pozo
Reinventarse en tiempo de coronavirus: el triatleta Cristóbal Dios convierte un pozo en su piscina particular © cristobaldios

Reinventarse en tiempos de coronavirus parece haberse convertido en una máxima durante estos días de confinamiento. Mientras hay quienes dedican estos días su tiempo libre a aprender a cocinar, colocar los armarios o redecorar la casa, hay quienes invierten sus horas en entrenar. Este es el caso del triatleta, Cristóbal Dios, quien ha decidido aprovechar todos los recursos de su entorno para poder correr, pedalear en su bici y lo más difícil nadar.

Para ello, el deportista se trasladó, antes de que se decretara el estado de alarma, a la casa de sus abuelos en A Estrada, Pontevedra, y tras unos cuantos días de trabajo convirtió el antiguo pozo de la residencia en una “mini piscina” para practicar natación. Aunque para muchos pueda parecer una locura, para Cristóbal ha sido una verdadera vía de escape. . “Es como un rodillo para la bici, pero en el agua. Me permite nadar estático y al menos no perder el contacto con el agua. Todos los días nado sobre 45 minutos” ha relatado el deportistas a La Voz de Galicia.

Subcampeón de la Copa de España de Media y Larga de España en el 2018 y el 2019, el mayor hándicap para Cristóbal es la temperatura del agua, pues esta proviene de un pozo subterráneo y está helada, por lo que le cuesta un buen rato llegar a aclimatarse. Aun así, Cristóbal es el claro ejemplo de que querer es poder y este invento le ayuda a seguir manteniendo su forma física. “Entreno una hora al día y cada tres minutos, mi padre me da con un palo en la cabeza para avisarme del tiempo”, ha señalado el triatleta durante una entrevista en el programa radiofónico Tiempo de juego.