Un atún alcanza los 267.700 euros en la primera subasta del año en Tsukiji

La subasta se ha caracterizado por ser la última que se celebre en el tradicional mercado de pescado de Tsukiji

por EFE /


Los precios desorbitados han vuelto a marcar este viernes la primera subasta de atún del año en el mercado de pescado de Tsukiji en Tokio -el mayor del mundo. En concreto, los atunes han alcanzado los 36,45 millones de yenes por ejemplar (unos 267.700 euros/323.300 dólares).

atun5_EFE

Corredores del mercado de atún participan en la última subasta de apertura del año en el mercado Tsukiji en Tokio, Japón (EFE)

El atún rojo de 405 kilos procedente de la provincia de Aomori (norte) ha sido adquirido a 90.000 yenes (660 euros/800 dólares) el kilo por Yukitaka Yamaguchi, un intermediario para el grupo mayorista de pescado Yamayuki, una de las principales atracciones turísticas de Tokio, según la agencia japonesa Kyodo. Normalmente este tipo de pescado se vende en la subasta diaria de Tsukiji por menos de 70 euros el kilo, pero los precios se disparan en la primera puja del año, que sirve como promoción para los establecimientos y que es un todo un evento mediático en Japón.

RELACIONADO: ¿Qué está pasando con el atún adulterado en España?

El récord hasta ahora lo ostentan los 155,4 millones de yenes (1,14 millones de euros/1,37 millones de dólares) que Kiyoshi Kimura, el dueño de una conocida cadena de restaurantes de sushi (pescado crudo), abonó en 2013. El japonés, quien ha acostumbrado a ofrecer la mayor suma en los últimos años, ha adquirido en esta edición otro ejemplar de atún rojo de 190 kilos por 30,4 millones de yenes (223.290 euros/269.540 dólares), lo que suponen 160.000 yenes (1.174 euros/1.418 dólares) por kilo.

Por otro lado, la de este viernes ha sido además la última primera puja del año celebrada en el emplazamiento actual de la lonja, inaugurada en 1935 en el céntrico barrio de Chuo, a orillas del río Sumida; ya que el 11 de octubre, según se ha fijado, se trasladará a Toyosu, una cercana isla artificial en la bahía. El traslado del mercado fue aprobado en 2001, pero se ha pospuesto en numerosas ocasiones debido a problemas de contaminación detectados en la nueva sede y que están terminando de solventarse.