El timo del Plan PIVE acaba con la detención de 75 personas

En la trama, los concesionarios implicaban al comprador en el fraude

por Tu otro diario /


Setenta y cinco personas han sido detenidas en Ciudad Real por estar implicados en una trama fraudulenta en torno al Plan Pive (una ayuda del Gobierno de entre 2.000 y 3.000 euros para incentivar la compra-venta de coches nuevos). En los concesionarios, según ha comunicado la OCU, el vendedor del vehículo nuevo ofrecía al comprador, en caso de no disponer de coche propio que cumpliera con los requisitos, la posibilidad de transferir a su nombre un vehículo que cumpliera con las condiciones del Plan PIVE para beneficiarse de las ayudas que ofrecían tanto la Administración como el fabricante del vehículo. 

Plan PIVE

El Plan PIVE ofrecía una ayuda económica para la compra de un coche nuevo a cambio de otro antiguo (GTRES)

Para ello, el desguace La Solana, a través de una gestoría, se encargaba de la falsificación de las firmas de los contratos de compraventa y los documentos de transferencia para presentar posteriormente las documentaciones completas ante la Jefatura Provincial de Tráfico, manteniendo la titularidad del comprador del vehículo nuevo durante tres días. Los compradores pagaban por la documentación de un vehículo viejo cantidades que oscilaban entre 150 y 400 euros.

RELACIONADO: Las ventas de coches crecen un 11 por ciento en España en 2016

En noviembre de 2014, la OCU ya elaboró un estudio de precios de vehículos nuevos para el que visitaron 129 concesionarios de 10 ciudades: Barcelona, Bilbao, La Coruña, Madrid, Murcia, Valencia, Valladolid, Sevilla, Toledo y Zaragoza. Detectaron entonces un especial interés por parte de los ‘potenciales clientes’ se beneficiasen del Plan PIVE. Un 84% de los concesionarios les ofrecieron hacerse cargo y buscar un coche para obtener el descuento. A cambio de gestionar la adquisición del coche antiguo para el PIVE, se llevarían una media de 430 euros.